Real Sociedad

Emery, pretendido por la Real Sociedad, también interesa a Arsenal y Nápoles

Emery interesa a la Real Sociedad
Emery, que interesa a la Real Sociedad, se abraza a uno de sus jugadorestras conquistar la Copa de Francia.. / AFP

A Emery le llueven las ofertas desde que anunció su marcha del PSG hace dos semanas. La Real Sociedad confía en la receptividad mostrada por Emery cuando la semana pasada le trasladó la propuesta para entrenar aquí

MIGUEL GONZÁLEZSAN SEBASTIÁN.

La Real Sociedad continúa trabajando para cerrar al entrenador de la próxima temporada. Tres son las opciones con las que trabaja, Unai Emery, Asier Garitano y Javi Gracia, y todos ellos saben ya de primera mano del interés blanquiazul. En los últimos diez días Aperribay y Olabe se han visto las caras con los aspirantes a sentarse el año que viene en el banquillo de Anoeta, por lo que las cartas están sobre la mesa.

Unai Emery es el que cuenta con mejor curriculum de la terna de candidatos de la Real Sociedad después de haber dirigido en los últimos ocho años en la Champions League a cuatro clubes diferentes, casos de Valencia (10/11 y 11/12), Spartak de Moscú (12/13), Sevilla (15/16) y PSG (16/17 y 17/18). Además, no hay que olvidar que Emery levantó tres veces seguidas la Europa League con el Sevilla entre 2014 y 2016, y que en París ha conquistado siete títulos en dos campañas: una Liga, dos Copas, dos Supercopas y dos Copas de la Liga. Sin contar el ascenso con el Almería a Primera División en 2007.

Con semejante trayectoria a los 46 años, a nadie se le escapa que Emery es un entrenador cotizado a nivel internacional, lo que dificulta su llegada a la Real Sociedad. No obstante, el club apura sus opciones para intentar hacerse con un técnico que se formó como futbolista en Zubieta y que llegó a debutar con la Real Sociedad en Primera División en 1995 de la mano de Salva Iriarte. Pero después sus caminos se separaron y no han vuelto a converger, en parte por esa posición importante que tiene el hondarribiarra en el mercado y que le ha hecho inalcanzable hasta ahora para su club de origen.

A Emery, que anunció el pasado 27 de abril que no continuará en el PSG después de las eliminaciones en Champions ante el Barcelona y el Real Madrid en estos dos años, le quedan dos partidos de liga con el conjunto parisino para acabar la temporada, este sábado contra el Rennes y el sábado 19 frente al Caen. Pero una vez conquistada la Copa y con la Liga en el bolsillo desde hace tiempo, ya está en disposición de meditar acerca de su futuro y decidir cuál de las propuestas que le han presentado es la que más le convence.

Emery anuncia que no sigue en el PSG, lo que le abre las puertas a negociar su futuro libremente 27 ABRIL

La Real Sociedad le concreta una propuesta para ocupar el banquillo de Anoeta la próxima temporada SEMANA PASADA

Emery decidirá en función del proyecto deportivo, la calidad de vida del destino y el sueldo FUTURO

La de la Real Sociedad Emery la ha acogido con cariño por razones obvias. Sentimentalmente siempre atrae regresar a casa para liderar un proyecto en el que sabe que cuenta con la plena confianza de Jokin Aperribay y de Roberto Olabe, con los que se reunió la semana pasada. Con el vitoriano, amigo personal suyo, ha compartido distintas etapas de su carrera profesional, tanto como futbolista como entrenador.

Sin embargo, son dos las desventajas con las que parte la Real Sociedad. La primera es deportiva, porque se trata de un técnico acostumbrado a jugar la Champions y a levantar títulos y el conjunto blanquiazul no participará la próxima campaña en Europa. Un hándicap importante, ya que no es fácil dejar esa rueda de clubes situados a primer nivel continental para bajar dos escalones y dirigir al conjunto realista. Sobre todo porque uno nunca sabe cuándo podría reengancharse a ella.

La segunda es la económica, ya que su salario está muy por encima de las posibilidades del club, aunque Aperribay siempre se ha manejado con habilidad en este apartado negociador para contratar a jugadores y entrenadores que parecían inalcanzables. Uno de ellos fue David Moyes, que llegó en 2014 después de haber entrenado al Manchester United.

Tres razones para la decisión de Emery

Emery ha contado varias veces que a la hora de tomar una decisión valora tres aspectos: el proyecto deportivo, la calidad de vida del destino y el factor económico. Según afirma, si se cumplen dos de estos tres criterios podría aceptar una oferta. La Real Sociedad reuniría el segundo y podría alcanzar el tercero.

El problema es que hay más clubes que se han interesado por Emery y con mayores posibilidades, tanto deportivas como económicas. Uno de ellos el Arsenal. Los gunners anunciaron que Arsène Wenger dejará el cargo después de dos décadas y ya se han puesto manos a la obra para encontrar su recambio. Aunque los nombres que más han aparecido son los de Luis Enrique y Allegri, Emery también figura entre los candidatos a suceder al alsaciano en el banquillo del Emirates.

El director deportivo del Arsenal, Raül Sanllehí, trabajaba hasta hace unos meses en el Barcelona y mantiene una gran relación con el asturiano, pero en Inglaterra apuntan a que su alto precio -17 millones de euros anules- ha frenado su incorporación. Emery ha cobrado este curso un tercio de esa cantidad en París.

Otro club de la Premier también ha preguntado por él, aunque la propuesta no tiene tanto pedigrí. La cuestión es si el guipuzcoano está dispuesto a abrir una nueva etapa de su carrera en un fútbol que no conoce, como el inglés, o prefiere regresar a LaLiga.

En Italia también suena en los últimos días como sustituto de Maurizio Sarri en el Nápoles. Según ha publicado 'La Gazzeta dello Sport' es una de las dos principales opciones que maneja el conjunto partenopeo para la próxima temporada junto al actual entrenador del Sampdoria, Marco Giampaolo. El presidente del club napolitano, Aurelio De Laurentiis, ya quiso contratarle en 2015 tras la marcha de Rafa Benítez al Real Madrid y ahora ha vuelto a sondearle para conocer su predisposición.

A la espera de la respuesta de Emery a la Real Sociedad

Mientras tanto la Real Sociedad aguarda a que Emery deshoje la margarita antes de dar los siguientes pasos. En caso de que se anime a profundizar en su regreso a Gipuzkoa, será el momento de negociar los términos de su futuro contrato y las condiciones deportivas en las que quiere desempeñar su trabajo. Si no es así, intensificaría alguna de las otras dos vías que tiene abiertas con Javi Gracia y Asier Garitano. Este ya ha anunciado que no seguirá en el Leganés, por lo que tiene las manos libres para firmar con cualquiera. Gracia posee contrato con el Watford inglés.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos