La dureza del campo crea problemas para el trabajo de los porteros

DV

El campo de entrenamiento que utiliza la Real en Harderwijk se encuentra algo duro, lo que crea pequeños inconvenientes en el día a día. A pesar de que son varios los equipos profesionales que han pasado por aquí y que fue la sede en la que se entrenó la selección de Islandia femenina en el pasado Europeo, en cuanto no llueve el terreno se vuelve duro. Y los porteros se quejan de ello porque acaban lastimados cuando se lanzan al suelo. Rulli se quejó de ello ayer mismo.

Fotos

Vídeos