Real Sociedad

La Real Sociedad apabulla al Vardar con un triunfo histórico

La Real Sociedad apabulla al Vardar con un triunfo histórico

El equipo txuri-urdin golea al macedonio con cuatro tantos de Willian José, estelar, uno de Oyarzabal y otro de De la Bella

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZEnviado especial a Skopje

No les voy a engañar. El Vardar es el peor rival al que se ha enfrentado la Real en competición europea en la historia. Un grupo de animosos jugadores que firmaron una gesta al ganar al Copenhague y al Fenerbahçe en Skopje pero al que esta fase de grupos de la Europa League le viene muy grande. De ahí que se haya llevado catorce goles en tres partidos. Y los que le faltan...

A partir de aquí, no quita para que el conjunto txuri-urdin hiciera sus deberes. Y los hiciera bien. Primero, porque el desconocimiento que tenía del contrario le exigió salir con la mejor actitud al campo, empezando por Eusebio, que puso a su once de gala. Segundo, porque abrió pronto el marcador, algo fundamental en esta clase de duelos tan descompensados. Y tercero, porque una vez en ventaja, acertó para abrir hueco y dejar sentenciado el choque para el descanso.

Con todo, será una noche para recordar, porque no todos los días se marcan seis goles, a domicilio, y en competición europea. Que hay otros equipos que están con un pie en la calle. Willian José se dio un auténtico festín a costa de un Vardar tan inocente como desordenado atrás. Sus cuatros dianas, dos de ellas de muy buena factura, servirán para relanzar su figura después de varios partidos sin marcar. También conviene tener presente el partidazo de Xabi Prieto, que a sus 34 años volvió a firmar noventa minutos de un juego que solo el día que falte lo reconoceremos en toda su magnitud. Y no hay que olvidarse de dos chavales. De Gorosabel, que cuajó una buena actuación por la derecha con un centro a Willian en el 0-4 con el exterior que fue un lujazo, y de Oyarzabal, un año más joven que el arrasatearra, que ya lleva cinco goles ese curso y que abrió el camino hacia el triunfo. Tampoco de Gerórimo Rulli, con un mano a mano providencial ante Barsegian con 0-1 en el marcador y que volvió a dejar su marco imbatido por segundo partido consecutivo. Fueron detalles interesantes para una noche tan fácil.

0 Vardar

Gachevski; Hambartsumyan, Grnacarov, Novak, Glisic (Demiric, min. 73); Gligorov, Nikolov (Blacevski, min. 46), Barseghyan; Juan Felipe, Jigauri y Ytalo (Markovic, min. 64)

6 Real Sociedad

Rulli; Gorosabel, Elustondo, Llorente, De la Bella; Illarramendi (Rubén Pardo, min. 64), Zubeldia, Prieto; Canales, Oyarzabal (Januzaj, min. 57) y Willian José (Jon Bautista, min. 60).

goles
0-1, min. 11: Xabi Prieto. 0-2, min. 33: Willian José. 0-3, min. 41: Willian José. 0-4, min. 54: Willian José. 0-5, min. 59: Willian José. 0-6, min. 90: De la Bella.
árbitro
Aliyar Aghayeh (Azerbayan). Amonestó a Hambartsumyan.
incidencias
20.000 aficionados del Vardar que no cesaron de animar en el Filipo II Arena de Skopje, donde acudieron varias decenas de seguidores de la Real Sociedad.

Tres novedades en la alineación. La Real jugó con un once reconocible, al contrario de lo sucedido en la anterior jornada europea en San Petersburgo. Eusebio contaba con las bajas de Odriozola y Juanmi respecto al equipo del sábado en Vitoria, y optó por reemplazarlas con la presencia de Gorosabel en el lateral derecho, tal y como hizo ante el Levante, y con Canales. El único cambio no obligado fue el de De la Bella por Kevin en el lateral izquierdo. El francés acabó fatigado el último encuentro y prefirió reservarlo.

La única línea en la que no hubo ningún retoque fue el centro del campo, donde repitieron Zubeldia, Illarramendi y Xabi Prieto después de la buena experiencia de Mendizorroza. Aritz y Llorente se mantuvieron como pareja en el eje de la zaga -Iñigo se quedó fuera de la convocatoria-, mientras que Oyarzabal y Willian José volvieron a ser de la partida en la línea de ataque.

La estrategia abre el camino. Fueron suficientes unos pocos minutos para comprobar la enorme diferencia existente entre ambos conjuntos. Con apuntar que la Real se marchó al descanso con un 75% de posesión, 16 remates y 359 pases dados frente a 103 del contrario, está todo dicho. Pero había que jugar y hacerlo bien para plasmar en el marcador esa superioridad. En esta clase de encuentros es clave adelantarse pronto para desgastar a un rival al que solo un marcador ajustado puede aferrarle al partido. Y ahí los de Eusebio utilizaron una de sus mejores armas de esta temporada: la estrategia.

Xabi Prieto, que dio un clinic de cómo jugar a esto del fútbol, forzó un córner por la derecha. Se situó en la corta como peinador de todo balón que le llega a esa zona. Canales se lo puso en la cabeza y Oyarzabal solo tuvo que remachar en el segundo poste. Noveno gol en jugada directa de saque de esquina en los once partidos disputados hasta ahora, décimo si se cuenta el segundo contra el Villarreal, que fue de córner pero en segunda jugada. La pizarra de Juan Carlos Andrés sigue funcionando.

Xabi Prieto marca la diferencia. Sobre el césped del Filip II Arena hubo un jugador que brilló con luz propia: Xabi Prieto. El gran capitán templó todos los balones en campo contrario para hundir a un Vardar que no sabía cómo pararle. Janevski, el técnico local, hasta intercambió las posiciones de sus mediocentros para colocarle cerca a Nikolov, el mejor de los macedonios en la zona ancha, pero lo único que logró fue volver loco a su pupilo. Xabi lo mismo prolonga un córner, que mete un pase al espacio en plena contra, saca un centro enroscado desde la derecha o fija a tres contrarios para dividir el pase al compañero en ventaja. Así que bajo su batuta la Real fue poniendo cerco a la blandita defensa contraria.

Willian saca la recortada. El brasileño había tenido dos ocasiones claras para hacer el segundo -la primera de ellas acabó estrellándose en el poste- y Canales también había puesto a Gacevski en apuros tras dejada del carioca. Así que los dos debieron pensar que en la siguiente no iban a fallar. Willian dibujó un pase al espacio en un gesto de gran calidad técnica, Canales se plantó en ventaja y le dio el balón para que marcase. El tanto acabó con la incertidumbre de un partido que pudo haber cambiado si Nikolov o Barsegian anotan en alguna de las oportunidades que tuvieron a la media hora con 0-1.

Pero cuando la presa está atrapada no hay que soltarla y eso es lo que hizo Willian José cuando de un brillante zurdazo dejó la cosa vista para sentencia con el tercero antes del descanso, en uno de esos ataques perfectamente escalonados en los que el balón pasó por Illarramendi, Prieto y Oyarzabal. La misma secuencia que un contragolpe anterior en el que pudo marcar el eibarrés.

La segunda parte sirvió para que el brasileño añadiera dos tantos más a su cuenta, De la Bella hiciera un gol y Eusebio ahorrase esfuerzos a Oyarzabal, Illarra y el propio Willian. El trámite estaba cumplido.

Noticias relacionadas

Fotos

Vídeos