Real Sociedad

La Real Sociedad gana confianza

La Real Sociedad gana confianza
José Maria López

Gana al Alavés después de fallar muchas ocasiones y se coloca a siete puntos del séptimo en la tabla. Los goles de Illarramendi y Héctor Moreno dan el tercer triunfo seguido en Anoeta en Liga

MIGUEL GONZÁLEZ

Lo tiene en chino, pero al menos esta victoria ante el Alavés permite a la Real Sociedad seguir soñando con lo imposible, que es el objetivo para lo que queda de campeonato. Sacar la calculadora y hacer cuentas hasta donde sea posible. Así que después de haber sumado diez puntos de dieciocho y estando a siete del séptimo a falta de 33 por jugarse, los más optimistas piensan que un milagro aún es factible, aunque con la temporada que ha hecho la Real hasta ahora el margen de maniobra es prácticamente mínimo. Pero, al menos, alimenta la esperanza.

Lo cierto es que las cosas han cambiado algo después del fatídico mes de enero en el que contabilizó los partidos por derrotas. Desde entonces ha sumado tres triunfos seguidos en Anoeta ante Deportivo, Levante y Alavés, que con el punto del Villamarín, le permite subir a la decimosegunda plaza. Las dos derrotas que ha sufrido han sido en casa del tercero y cuarto, Real Madrid y Valencia, disculpable la segunda porque no mereció perder.

Esta Real está empezando a sumar porque empieza a ser más consistente. Moyá ha dado seguridad a la portería en los dos partidos que lleva y Llorente y Héctor Moreno parece que se perfilan como la pareja de centrales después de un curso en la que ninguna se ha asentado en la línea clave de cualquier equipo. Y De la Bella es un lateral con recorrido en Primera que aporta estabilidad a otro puesto que estaba colgando hasta ahora.

Pero la nota más sobresaliente es la aparición de Zubeldia en la posición de cuatro, que sostiene un partido tras otro a un centro del campo que antes se caía. Hasta qué punto habrá dado solidez el azkoitiarra a la parcela ancha que el cuadro txuri-urdin es capaz de competir con un Illarramendi que no atraviesa su mejor momento, un Zurutuza que está bajo y un Prieto lesionado. Arriba Canales se está erigiendo como el blanquiazul más importante en campo rival exhibiendo un nivel que hasta ahora no le habíamos visto en sus cuatro años aquí.

Además, como siempre sucede cuando el viento empieza a soplar a favor, ya hasta los lesionados se recuperan antes de tiempo. El regreso de Willian José apenas 24 días después de caer lesionado rearma de moral a un grupo que le necesita como el comer. En el partido ante el Alavés, en apenas veinte minutos estuvo a punto de marcar y dio un buen centro a Canales. El invierno parece que tiende a su fin.

Dos goles de renta en once minutos

La Real Sociedad no pudo tener una mejor entrada en el partido, ya que para el minuto once contaba con dos tantos de ventaja, algo poco habitual en Anoeta. Los de Eusebio llevaron la iniciativa con un Canales que creaba incertidumbre en el dispositivo defensivo albiazul al partir desde una posición interior bien para salir por fuera o para romper líneas en conducción. Justo la función contraria a la que desempeña fuera de casa, cuando sucede a la inversa, parte de fuera para cruzar por dentro. Oyarzabal fue su socio perfecto para completar esta maniobra de despiste al dejarle libre su espacio y venirse a la mediapunta.

Así que a la primera oportunidad el cántabro se coló hasta la cocina en una conducción vertical que Laguardia desvió a córner. El mismo lanzó el córner y Héctor se anticipó con un remate muy sutil a Tomás Pina para alojar el balón en el fondo de las mallas. El mexicano ya había rozado el gol ante el Salzburgo y el Betis y confirmó su peligro en las acciones de estrategia.

Pero es que no habían pasado ni otros cinco minutos cuando una recuperación alta tras una salida de balón defectuosa alavesa dejó a Bautista solo ante Pacheco. El meta desbarató en primera instancia el mano a mano pero Illarramendi, que acompañó la jugada, empujó a puerta vacía. Séptimo tanto del mutrikuarra esta temporada, que está explotando su capacidad de llegada cuando juega más adelantado.

Media hora de lujo y susto posterior

El Alavés acusó el golpe ante una Real que jugaba como quería, bien sostenida por Zubeldia e Illarramendi en el centro del campo, dirigida en los 30 metros finales por Canales y que entraba con peligro por la izquierda con el triángulo que formaban el propio Canales, De la Bella y Oyarzabal. Una apertura del cántabro a la derecha permitió a Januzaj rematar con la derecha buscando la escuadra. Canales también firmó un jugadón por la línea de fondo para asistir atrás a Oyarzabal, pero el remate fue bloqueado por Ely.

En esto llegó el minuto 35 cuando el juego se tuvo que interrumpir porque Llorente se hizo daño en la rodilla al perseguir lejos a Sobrino. Y la Real se vino abajo. Con el madrileño en la banda siendo atendido, Oyarzabal se olvidó de tapar su banda y el lateral derecho Martín se coló por ahí para centrar al segundo poste y que Pedraza batiese a Moyá. ¡Cuántos goles habrá encajado la Real de centros de los laterales contrarios! Hace ocho días, sin ir más lejos, el primero de Mina fue a centro de Montoya. Un agujero que desató las dudas de los txuri-urdin. Y menos mal que Sobrino estrelló su vaselina en el larguero tras ganar la espalda a Llorente -genial el pase de Ibai-, porque la cosa pintaba mal.

Una Real a la contra no define

En el descanso Eusebio retiró a Bautista para sacar a Zurutuza. El plan era reforzar con el debarra el centro del campo para salir a la contra con Januzaj, Oyarzabal como falso nueve y Canales de extremo. En los quince primeros minutos de la reanudación la Real no se encontró cómoda porque cuando defiende en su campo nunca lo está, por eso el técnico metió también a Willian José para ganar presencia en terreno contrario. La entrada del brasileño metió miedo al Alavés y a partir de ahí los contragolpes empezaron a llegar. Una carrera de Oyarzabal por la derecha estuvo a punto de culminarla el ariete txuri-urdin pero Laguardia desvió su remate. Después Willian asistió a Canales, aunque el pase de gol fue abortado a última hora. Oyarzabal, con un tiro buscando la escuadra, y Zurutuza en un mano a mano con Pacheco, también rozaron el gol. Y aunque no llegó, el triunfo se quedó en casa.

2 Real Sociedad

Moyá; Odriozola, Héctor Moreno, Diego Llorente, De la Bella; Illarramendi, Zubeldia, Canales; Januzaj (Willian José, min. 67), Oyarzabal (Zurutuza, min. 46), Jon Bautista.

1 Alavés

Pacheco; Duarte (Hernán Pérez, min.78), Rodrigo Ely, Laguardia, Martín; Pina, Daniel Torres (Medrán, min. 65), Ibai Gómez (Burgui, min. 78), Pedraza; Rubén Sobrino y Guidetti.

ÁRBITRO
Martínez Munuera (Comité Valenciano). Amonestó a Zubeldia y Duarte.
GOLES
1-0, min. 6: Héctor Moreno. 2-0, min.11 Illarramendi. 2-1, min. 39: Pedraza.
INCIDENCIAS
21.445 espectadores en el estadio de Anoeta

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos