Real Sociedad

El difícil arte de remontar

Jaunzaj trata zafarse del marcaje del sevillista Lenglet en el Sánchez Pizjuán./ALTERPHOTOS
Jaunzaj trata zafarse del marcaje del sevillista Lenglet en el Sánchez Pizjuán. / ALTERPHOTOS

La Real Sociedad solo ha ganado un partido que ha empezado perdiendo: ante el Celta en la primera jornada

AXEL GUERRASAN SEBASTIÁN.

La derrota de la Real Sociedad contra el Sevilla en el Sánchez Pizjuán acabó con las pocas opciones que tenía el equipo de Imanol de llegar al séptimo puesto y fue el reflejo de uno de los problemas que han arrastrado los blanquiazules a lo largo de toda la temporada: la dificultad para lograr un resultado positivo cuando el rival ha marcado el primer gol del encuentro. Los números fríos hablan por sí solos. De los catorce partidos en los que los txuri-urdin han comenzado perdiendo, solo en cuatro oportunidades ha logrado un resultado positivo.

El espejismo de Vigo. La Real Sociedad comenzó la temporada en Balaídos. El Celta se adelantó con un gol de Maxi Gómez. Empató Oyarzabal antes del final de la primera parte y el uruaguayo volvió a desnivelar el marcador a la vuelta de los vestuarios. Los realistas, con más pegada que juego, lograron la victoria gracias a los tantos de Juanmi y Willian José en el último cuarto de hora. De esta manera, el equipo que por entonces dirigía Eusebio Sacristán iniciaba la competición con una remontada en el mismo campo en el que dos meses antes había logrado la clasificación para la Europa League en el último minuto de partido con un tanto del delantero malagueño.

Tres empates en Anoeta. El balance a partir de entonces es netamente negativo para los realistas porque comenzaron perdiendo otros trece partidos y solo en tres evitaron la derrota. En las tres ocasiones, en Anoeta. Ante el Betis (4-4), en un partido loco con constantes alternativas en el marcador; frente al Espanyol (1-1) en una noche en la que el cuadro txuri-urdin pagó cara su mala entrada al partido y después le costó superar el buen dispositivo defensivo rival y contra el Las Palmas (2-2). Especialmente dolorosa fue la igualada antes los canarios, que llegaron al estadio donostiarra tras perder en las ocho jornadas de Liga anteriores.

Los txuri-urdin han vencido en doce de los diecinueve choques en los que han marcado el primer gol

Tercer año con más derrotas fuera. En el estadio donostiarra los realistas han perdido en tres ocasiones en las que el rival se ha adelantado. Contra el Real Madrid (1-3) en un derrota que entra dentro la lógica, frente al Valencia (2-3) en un partido de cara o cruz y en la visita del colista, el Málaga (0-2), en una mañana en la que los txuri-urdin tocaron fondo con un juego que por entonces ya generaba más luces que sombras. A domicilio las derrotas llegaron frente a Levante (3-0), Leganés (1-0), Villareal (4-2), Real Madrid (5-2), Valencia (2-1), Málaga (2-0) y Sevilla (1-0). Únicamente en Mestalla y en el Sánchez Pizjuán los realistas merecieron mejor suerte. Estos registros, unidos a los del Wanda Metropolitano (2-1) y el Coliseum (2-1) hacen que la actual sea la tercera temporada con más derrotas a domicilio desde que el equipo logró el ascenso, solo en la 10/11 y en la 11/12 perdió más partidos: 15 y 11, respectivamente.

Cuestión de marcar primero. Todas las monedas tienen dos caras. Si la Real tiene problemas cuando recibe el primer tanto del partido, el balance es bien diferente cuando es ella quien lo marca, algo que ha conseguido en diecinueve partidos de los 36 partidos de Liga que ha disputado, de los cuales ha ganado doce -Villarreal (3-0), Deportivo (2-4), Alavés (0-2), Eibar (3-1), Sevilla (3-1), Deportivo (5-0), Alavés (2-1), Girona (5-0), Las Palmas (0-1), Atlético (3-0) y Athletic (3-1)-, empatado frente al Girona (1-1), y perdido en seis: Getafe (2-1), Atlético (2-1), Barcelona (2-4), Celta (1-2), y de nuevo frente al Getafe, esta vez en Anoeta (1-2).

El efecto Willian José. La fortaleza realista cuando marca primero se lo debe en gran parte a su poderío ofensivo. Hasta la pasada jornada los blanquiazules eran los terceros máximos goleadores del campeaonato con 63 tantos, solo superados por el Barcelona (87) y el Real Madrid (82). Además, Willian José se ha destapado como el mejor 'abrelatas' de la Liga. De los 14 tantos que ha marcado, en diez ocasiones ha sido el primero del partido. Los primeros goles del ariete llegaron en los partidos ante el Villarreal (jornada 2), Eibar (11), Girona (12), Atlético de Madrid (14), Barcelona (19), Celta (20), Deportivo (22), Espanyol (28), Getafe (29) y Atlético (33). Con todo, los resultados del equipo donostiarra no han acompañado, al sumar cuatro victorias y un empate, por cinco derrotas.

Cuestión de equilibrio. Esta temporada la Real ha sido un equipo de contrastes. Fuerte ofensivamente, frágil defensivamente -es el tercer más goleado de la Liga por delante de Málaga y Deportivo-. Esta falta de equilibrio y de falta de reacción cuando se ha encontrado con el marcador en contra, ha tenido otro efecto en las estadísticas blanquiazules. La Real es el tercer equipo de la competición que más puntos pierde en las segundas partes. Si solo se tuvieran en cuenta los resultados durante los primeros cuarenta y cinco minutos, los realistas serían cuartos con 59 puntos, empatados con el Valencia, y a solo dos del Atlético. El Real Madrid (73) y Barcelona (65) ocuparían las dos primeras plazas. Pero los partidos duran hasta que el árbitro señala el final y la Real, a falta de dos jornadas para acabar la Liga, suma 46 puntos. Es decir, ha perdido 13 en los segundos periodos. Es el segundo peor equipo en esta estadística, por delante del descendido Málaga (-14) y por detrás del Las Palmas (-8). Sus números contrastan con los del Barcelona (+21), Betis (+16), Atlético (+14) o Leganés (+13).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos