Real Sociedad

Diez retos para diez jornadas

Januzaj, que no juega dos partidos seguidos desde diciembre, esta semana en Zubieta. / LUSA
Januzaj, que no juega dos partidos seguidos desde diciembre, esta semana en Zubieta. / LUSA

Sin opciones europeas, la Real Sociedad debe encontrar otros alicientes menores que le mantengan viva en estos dos meses

MIGUEL GONZÁLEZ

Sin la más mínima esperanza de pelear por los puestos europeos, las diez últimas jornadas amenazan con hacerse muy largas, tanto para el equipo como para los aficionados de la Real Sociedad. Los objetivos de esta temporada han saltado por los aires y el cabreo del personal es considerable. Eliminados de la Copa por un Segunda B en noviembre, fuera de Europa en la primera ronda eliminatoria y sin opciones de estar entre los siete primeros a falta de diez jornadas, poco rescatable hay de un curso que no podía presentarse más atractivo.

Así que cuerpo técnico y jugadores deberán esforzarse -empezando por el partido de hoy ante el Getafe- por despedir la Liga de una forma positiva si no quieren que la marea siga subiendo y amenace con llevarse todo lo que encuentre a su paso. Por si no lo tienen claro, aquí van algunos alicientes por los que pueden pelear en estos dos meses.

  • 1

Reconciliarse con Anoeta

La Real Sociedad es uno de los peores locales del campeonato. Cumplidas 28 jornadas, solo cuatro equipos han sumado menos en casa que los blanquiazules: Las Palmas, Deportivo, Levante y Málaga. Los cuatro últimos. Y eso que los de Eusebio vienen de encadenar tres victorias seguidas contra el Deportivo (5-0), Levante (3-0) y Alavés (2-1). El bagaje global en el estadio recoge seis victorias, tres empates y cinco derrotas, con 32 goles a favor y 24 en contra. Únicamente el Betis, con 28, ha encajado más tantos ante los suyos. Por eso estos cinco partidos que restan ante Getafe, Girona, Atlético, Athletic y Leganés no pueden caer en saco roto.

  • 2

Testar la retaguardia

Es la línea que más ha sufrido atrás, quizás como consecuencia de la reconversión que ha sufrido esta temporada. Ya no están Iñigo ni Yuri, Carlos Martínez no ha jugado por lesión y Navas ha perdido su condición de indiscutible. Tampoco bajo los palos ha sido el año de Rulli y Toño. Ahora han llegado Moyá y Héctor Moreno y parece que el balance defensivo ha mejorado. De hecho, la Real Sociedad ha encajado cinco goles en cinco partidos, tres de estos encuentros fuera de casa. Moyá, Llorente, Héctor Moreno, Aritz y Navas apuntan a continuar la próxima temporada y estas jornadas son una buena ocasión para comprobar el rendimiento que ese triángulo que forman el portero y los dos centrales, sobre el que se sujeta todo equipo, puede dar en el futuro.

  • 3

Un buen dinero en juego

El actual reparto de los derechos de televisión establece que un cuarto de ellos se debe a las clasificaciones obtenidas en las cinco temporadas anteriores, con mayor peso a las más recientes: 35%, 20%, 15%, 10% y 10%. La Real Sociedad ha ingresado en la presente campaña 53 millones de la televisión pero está en juego lo que cobre la próxima. La pasada acabó séptimo y, como referencia, bajar del octavo al undécimo puesto supone casi cuatro millones menos a cobrar en cinco años. Retroceder del quinto al sexto, siete millones. Ahora es decimocuarto en la tabla, siete puestos por debajo que en la 16/17. Así que imagínense.

  • 4

Resolver dudas con jugadores

Siendo conscientes de que como consecuencia del punto anterior la Real Sociedad no se puede permitir demasiadas licencias, sí puede ser el momento de resolver ciertas incógnitas con algunos de los jugadores que no han participado mucho en la presente campaña y pueden ser interesantes, o no, de cara al año que viene. En el lateral izquierdo no se sabe si Kevin está definitivamente descatalogado, como ocurrió en su día con Héctor, o aún puede desempeñar un papel importante a sus 24 años. Si Guridi es una alternativa real en el centro del campo después de un año lesionado o si Bautista puede ser el delantero centro de la Real. También convendría saber cuál es el verdadero nivel de un Januzaj que no juega dos partidos seguidos desde diciembre, el estado físico de Agirretxe o el papel de un Juanmi que ha sido titular solo en el 50% de los partidos de Liga y no se encuentra cómodo en ese rol de secundario de lujo.

  • 5

Repetir entre los diez primeros

En las cinco últimas campañas la Real Sociedad ha finalizado en cuatro de ellas en la primera mitad de la tabla: cuarto (12/13), séptimo (13/14), noveno (15/16) y sexto (16/17). En caso de volver a colarse entre los diez primeros, alcanzaría una situación que no se da desde la década de los ochenta. No supondría salvar la temporada, de ningún modo, pero sí fijar un suelo mínimo del que no caería a pesar de haber completado un mal año. Con la derrota de Cornellá, acceder a la primera mitad de la clasificación también se ha puesto muy caro, ya que la desventaja con el décimo, el Celta, es de cinco puntos y habría que enlazar varias victorias para acercarse a esa zona.

  • 6

Una plaza acorde al presupuesto

La Real Sociedad tiene una estimación de gasto para esta temporada 17/18 de 85 millones de euros, lo que le sitúa en el décimo lugar en este ranking entre los equipos de Primera. Por delante están el Barcelona (865), Real Madrid (690), Atlético (347), Sevilla (194), Valencia (141), Villarreal (117), Athletic (102), Espanyol (91) y Betis (86). Ahora mismo todos ellos están por delante, aunque en el caso del Athletic y el Espanyol, los tiene a dos puntos de distancia. Ver por encima a conjuntos como el Girona (43), el Getafe (42) y el Eibar (40), con la mitad de posibilidades económicas, escuece. Todavía quedan diez jornadas para, como mínimo, escalar algunas posiciones y terminar donde dicta el presupuesto.

  • 7

No empeorar la historia

En las 70 temporadas que la Real Sociedad ha completado en Primera División su puesto medio es el décimo (10,32), haciendo las correspondientes correcciones en aquellos campeonatos que no estaban formados por veinte equipos para adaptarlos al actual. En las siete campañas transcurridas desde el ascenso en 2010, sin embargo, su plaza media ha sido la novena (9,28), por lo que se juega dos cosas en esta recta final de Liga: no empeorar su trayectoria de los últimos años, para lo que necesitaría quedar noveno por los menos; ni quedar por debajo de lo que dictan setenta años de historia en Primera División. Aspecto este último que no es baladí.

  • 8

Ser el primer guipuzcoano.

A lo largo de toda su andadura en la máxima categoría, solo en una ocasión otro equipo guipuzcoano ha quedado por delante en la clasificación. Sucedió en el segundo campeonato de Liga, en la temporada 1929/30, cuando el Real Unión concluyó sexto con 17 puntos y la Real fue séptima con 14. Entonces el torneo lo formaban diez clubes que disputaban 18 jornadas. El conjunto irunés ganó, además, los dos partidos al donostiarra, por 2-3 en Atocha y por 3-2 en Gal. En las otras tres campañas en las que ambos coincidieron en Primera, la Real siempre terminó en mejor posición que el Real Unión. En estas tres últimas temporadas en las que ha coincido con el Eibar en Primera, siempre ha quedado por delante del conjunto armero, aunque en esta lo va a tener muy difícil. Los de Mendilibar le llevan seis puntos de ventaja y aún debe acudir a Ipurua, un campo en el que ha perdido en sus tres visitas en la máxima categoría.

  • 9

La pasada campaña aquel gol de Juanmi permitió, además de lograr el billete directo a Europa, quedar por delante del conjunto rojiblanco por segunda vez en los cinco últimos años. Dado el pique que existe entre ambas aficiones y las apuestas que se cruzan en ambos territorios, quedar por delante del eterno rival supondría un pequeño consuelo. Especialmente después de la marcha de Iñigo a Bilbao en el mercado de invierno. Por este motivo la visita del Athletic en abril no será una más. Para muchos aficionados el 5-0 de mayo de 1995 forma parte de los mejores recuerdos de Anoeta y en aquella ocasión, como ahora, la Real también estaba en zona de nadie. Y aquel partido perdura en el tiempo.

  • 10

Eusebio se juega cómo despedirse

El balance general de la trayectoria del lasecano en sus dos años y medio en San Sebastián ha sido positiva, aunque los malos resultados de estos meses la hayan lastrado de forma importante. Hasta el momento lleva dirigidos 111 partidos oficiales, con un balance de 46 victorias, 23 empates y 42 derrotas, y un saldo goleador de 176 tantos a favor y 163 en contra, que querrá mejorar en estos dos meses. Es el técnico que más tiempo ha durado en el banquillo de Anoeta desde Toshack en 1994.

En la campaña 15/16 logró que la Real Sociedad fuera el sexto mejor equipo en los 27 partidos que dirigió y en la 16/17 alcanzó esa misma posición al final de Liga que le permitió ir a Europa. Pero este curso, después de un buen arranque en el que llegó a ser colíder en la tercera jornada, el equipo se le ha venido abajo sin que pudiera evitarlo. De hecho, en las últimas 25 jornadas solo ha sumado más puntos que los cuatro últimos. Todavía está a tiempo de maquillar estos números y despedirse con un buen sabor de boca en los partidos que restan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos