Real Sociedad

Diego Llorente: «Defender la camiseta de un club histórico como la Real es motivo de orgullo y felicidad»

Diego Llorente posa en uno de los laterales del edificio Gainditu de las instalaciones de Zubieta.
Diego Llorente posa en uno de los laterales del edificio Gainditu de las instalaciones de Zubieta. / LOBO ALTUNA
Diego Llorente, jugador de la Real Sociedad

Cree que la competencia con Navas, Iñigo y Aritz va a ser «positiva para el equipo, todos vamos a salir beneficiados»

ÁLVARO VICENTESAN SEBASTIÁN.

Diego Llorente (Leganés, en un mes cumplirá 24 años), el primer fichaje de la Real, ha sido capitán en todos los equipos del Real Madrid desde que entró en el club con siete años hasta debutar en el primer equipo en 2013. Educado y cercano, está feliz por jugar en un «club histórico de la Liga». Aprovechamos su primer partido con la Real en Elgoibar para aproximarnos a su lado más personal ahora que no ha arrancado la competición.

- ¿Qué sensaciones le dejó su estreno en un partido con la Real?

- Muy buenas, me encontré muy cómodo con Aritz de pareja, con el que hablé continuamente en el transcurso del partido. Solo puedo decir cosas positivas. Coger confianza en partidos como este me vendrá bien para ir adquiriendo sensaciones sabiendo que el nivel de los equipos irá en aumento en las próximas semanas.

- ¿Qué sintió al vestir la camiseta oficial de la Real por primera vez?

- Cuando me la puse en la presentación sentí mucha felicidad, pero hacerlo en un partido todavía es mejor si cabe. Llevar y defender la camiseta de un club histórico como la Real es motivo de orgullo y felicidad. Nunca olvidaré el partido ante el Elgoibar. La Real demostró con la presencia de un puñado de canteranos que tiene las espaldas bien cubiertas.

«Eusebio me ha transmitido ilusión. A partir de ahí ya sé lo que me toca: trabajar»

«Januzaj tiene buenísima predisposición, un nivel de calidad altísimo y va a sumar seguro»

«La gente por la calle me transmite ilusión por Europa. El objetivo es ir a ganar siempre»

- En esa presentación dijo que no había escuchado ninguna oferta más cuando supo del interés de la Real. ¿Por qué debemos creer que fue así y no es el discurso repetido de muchos futbolistas cuando firman con un nuevo club?

- Yo soy poco de prepararme mis palabras en público, digo lo que pienso y siento en cada momento. No miento cuando digo que no escuché nada más al saber que la Real me quería. Es cierto que tenía otros pensamientos distintos en la recta final de Liga, estaba abierto a diferentes escenarios, pero una vez acabó la competición y mi representante me transmitió el interés de la Real yo le di prioridad absoluta.

- ¿Por qué?

- Por todo lo que supone la Real, pero principalmente por su estilo de juego, que entiendo me beneficia mucho. Hubo otros clubes que se interesaron por mí, pero a medida que fui informándome de todo lo que rodea a la Real no hice sino aumentar mi deseo de recalar aquí, como por suerte ha terminado ocurriendo. Quería tomar la mejor decisión y eso era fichar por la Real. Después de dos cesiones, era el momento de dar el salto y estabilizarme. Qué mejor que hacerlo en un club grande como la Real.

- Siendo un canterano del Real Madrid, teniendo a un entrenador como Zidane que le conoce bien y sabiendo que iban a necesitar centrales para cubrir la marcha de Pepe, ¿no pensó en que la puerta del Madrid se le podía abrir?

- Las conversaciones con el Real Madrid siempre han sido claras. Saben que mi prioridad es jugar, intentar tener el máximo número de minutos posibles, y para tener opciones de jugar en el Real Madrid con regularidad todavía me queda. Para competir de verdad con centrales como Nacho, Varane o Ramos me falta crecer. No escondo que desvincularme del club en el que me he formado y me ha permitido ser futbolista de Primera no ha sido sencillo, pero creo que era el momento de dar el paso y la Real es sin duda una de las mejores opciones para hacerlo.

- ¿Ha encontrado lo que esperaba?

- Sí. Las expectativas que tenía se han quedado un poco cortas. El club a nivel deportivo es muy alto, el trato del cuerpo técnico con los jugadores es excelente, la ciudad es cómoda y preciosa... Todo lo que me habían dicho se está cumpliendo con creces.

- ¿Qué le parecen las instalaciones de Zubieta?

- Vengo de Valdebebas, que es otro mundo, pero también he pasado por ciudades deportivas más humildes como la del Rayo o la del Málaga. Zubieta no desmerece en absoluto, desde que las pisé por primera vez pude comprobar que son de altísimo nivel. Un jugador tiene todo lo necesario a su alcance para dar lo mejor de sí.

- ¿Qué quiere Eusebio de usted?

- Las conversaciones que he tenido con él se han centrado más en explicarme cómo funciona este equipo por dentro, me ha transmitido ilusión, y a partir de ahí yo ya sé lo que me toca: trabajar a diario para ganarme el puesto y aportar el máximo al grupo.

- En los últimos tiempos en el Málaga le pudimos ver jugando en la posición de central, pero también ha sido alineado como pivote e incluso en el lateral derecho. ¿Dónde está más cómodo?

- Cuando me hacen esta pregunta siempre digo lo mismo: no soy yo el que debe definirse, menos en estos tiempos en los que los jugadores somos analizados al detalle, pero si tengo que decir algo sobre mí es que siempre me vacío en el campo, lo doy todo para estar disponible para el entrenador tanto en la posición más natural para mí, la de central, como en el mediocentro o el lateral. Estoy dispuesto a jugar en cualquier posición.

- Ha sido el jugador de la plantilla que menor porcentaje de grasa ha dado en el regreso a Zubieta.

- Tengo la suerte de tener una constitución que no tiende a coger peso y tampoco a perderlo. Como he hecho todos los veranos desde que empecé a jugar a fútbol no he descuidado mi preparación física en verano, apretando un poco más en los días previos al inicio de la pretemporada.

- A priori, va tener que pelear con Navas e Iñigo, una pareja consolidada en la última temporada.

- No me centraría en dos nombres. También está Aritz. La prioridad es aportar al grupo. A partir de ahí esa competencia va a ser buena y el máximo beneficiado va a ser el grupo. Uno quiere jugar cuanto más mejor, pero para eso no hay otra receta que dar lo mejor cada día. Es lo que haré.

- ¿Qué destacaría de la plantilla?

- Desde el primer entrenamiento se ve que es un equipo que tiene un trato de balón altísimo, como pocos en la Liga. Es su principal característica. Para tener ese trato es evidente que hay que tener calidad y técnica y puedo decir sin miedo ninguno que todos los jugadores de este equipo tienen un nivel muy alto.

- ¿Qué impresión le ha causado Januzaj en sus primeros días?

- Ha venido con buenísima predisposición. Tiene un nivel de calidad altísimo y va a sumar seguro. Nunca me he podido enfrentar a él, solo le conocía de verle en la televisión, pero en dos entrenamientos ya puedes ver que está llamado a marcar diferencias. Tiene mucho talento.

- ¿Cuánto ha pesado en su fichaje por la Real que se vaya a jugar la Europa League esta temporada?

- Nunca he jugado en Europa en mi carrera y lógicamente es un plus. A la hora de decantarme por un equipo u otro, que la Real jugará en la Europa League fue otro de los factores positivos que me llevaron a desequilibrar la balanza. Es un plus y una motivación extra. La gente por la calle me transmite esa ilusión por Europa. Sabemos que los rivales serán duros, pero el objetivo es ir a ganar todos los partidos y llegar lo más lejos posible, sin perder de vista la Liga y la Copa.

- Antes de fichar por la Real llegó a jugar en el Real Madrid y después fue cedido las dos últimas temporadas al Rayo y al Málaga. Empecemos por el Madrid. Debutó con Mourinho en junio de 2013.

- Las veces que subía al primer equipo me sentía valorado por él. Iba a debutar precisamente contra la Real y al final no pude porque expulsaron a Adán y el partido se complicó. Al día siguiente el míster me dio explicaciones. Eso para un canterano es de valorar.

- El Rayo fue el que le dio la oportunidad de afianzarse en Primera en la temporada 2015/16.

- Tengo sensaciones encontradas de mi paso por el Rayo porque a nivel individual me fue estupendamente por los compañeros que tuve como por el entrenador Paco Jémez. Fue una temporada magnífica. Pero en el apartado colectivo vivimos un descenso duro e inmerecido porque teníamos un equipo de sobra como para mantenernos. Fueron momentos duros de los que trato de sacar lecciones positivas. Ese descenso curte.

- Y volvió a ser cedido al Málaga en la última temporada.

- Vivimos muchos cambios de entrenadores. De los momentos buenos se aprende mucho pero de los malos también. Sufrí una lesión en el tobillo que me hizo estar un tiempo parado, me costó entrar, pero acabé recuperando un sitio gracias al apoyo de mi familia, mi novia y el trabajo individual. Por suerte todo el equipo acabó muy bien la temporada, de hecho si llega a durar un poco más la Liga no sé qué hubiera pasado.

- ¿Qué le parece el Estadio de Anoeta? Como sabrá en la próxima temporada uno de los fondos estará cerrado por obras cubierto por una gran cortina.

- Lo sé. Es un estadio bastante imponente en el que da gusto jugar cada vez que he tenido la oportunidad de hacerlo como visitante. Todavía será mejor con la serie de reformas que se van a llevar a cabo. He tenido la ocasión de ver el vídeo de cómo va a quedar remodelado y la verdad es que es un proyecto muy ambicioso. Anoeta va a quedar impresionante.

- ¿Cuántas veces ha esperado una nueva convocatoria de la absoluta?

- Aquí no voy a ser muy original. La única posibilidad de volver es cuajando una buena temporada en la Real. Jugué un Mundial Sub20, no tuve la oportunidad de jugar con la Sub21, pero sí llegué a debutar con la absoluta hace dos temporadas. Es un objetivo que todo jugador se marca, pero todo pasa por hacerlo bien en la Real.

Más

Fotos

Vídeos