«El descenso fue un duro golpe, aunque también un reto»

A Imanol Agirretxe también le tocó hablar de los años de la Real en Segunda. Fueron «temporadas duras. Sobre todo lo fue el momento del descenso», confiesa el ariete txuri-urdin, quien aseguró que «bajar a Segunda División fue triste», aunque quiso ver también el lado positivo. «Supuso un reto. El objetivo estaba claro: ascender a Primera. Nos costó tres años. Cuando lo conseguimos, la verdad es que nos quitamos un gran peso de encima, una mochila». Fue un golpe duro para los jugadores, para los aficionados y también para el club. «Económicamente no fueron precisamente los mejores años. No había dinero», explicó el delantero usurbildarra mientras los txikis prestaban atención. Sin embargo, aquello también «sirvió para que subieran muchos jugadores de la cantera. Supuso una oportunidad para muchos jugadores».

Una plantilla que, tras el ascenso, poco tardó en clasificarse para jugar en Europa. «Fue una gran recompensa poder jugar la Champions League. De pasarlo tan mal pasamos a jugar la mejor competición posible... Nos hizo una ilusión tremenda a todos; también a la afición», destacó Agirretxe.

Fotos

Vídeos