Real Sociedad

Desafío a la historia

Novedad. Zurutuza, que corre entre Llorente y Bautista, vuelve a la lista./LUSA
Novedad. Zurutuza, que corre entre Llorente y Bautista, vuelve a la lista. / LUSA

Una Real sin Willian José acude a un Bernabéu en el que encadena siete derrotas seguidas con el ánimo de confirmar su recuperación

MIGUEL GONZÁLEZ

Decía Denoueix en aquella brillante temporada en la que la Real casi gana la Liga en 2003 que cuantos más partidos transcurrían sin conocer la derrota -se mantuvo una vuelta entera invicto-, más cerca estaba la primera derrota. Me imagino que a la inversa funcionará igual, por lo que es un buen argumento al que agarrarse para tratar de rascar hoy algo positivo en un estadio en el que no puntúa desde hace doce años.

El conjunto de Eusebio llega al coliseo blanco estimulado por la goleada que le infligió al Deportivo la semana pasada y que sirvió para cortar la negativa racha de cuatro derrotas consecutivas que había acumulado en el inicio de año. Cuando peor estaban las cosas, con Eusebio discutido en el banquillo y uno de los capitanes marchándose al eterno rival, el cuadro txuri-urdin tiró de orgullo para lograr un resultado que todos confían en que sea un punto de inflexión en este curso.

Por eso sería importante darle continuidad con un buen partido en uno de esos escenarios que concitan la atención mundial de este deporte y más, a cuatro días que se dispute esa eliminatoria de Champions entre el Real Madrid y el PSG que parece que va a paralizar el planeta futbolístico.

Willian José, baja de última hora

Eusebio no podrá contar para este partido con el concurso de su máximo goleador, Willian José, que ayer no se entrenó por una fractura por estrés de la base del tercer metatarsiano del pie izquierdo y será baja por un periodo indeterminado de tiempo. El brasileño sufrió un pisotón en el entrenamiento del miércoles pero el jueves pudo completar la práctica con absoluta normalidad. Sin embargo, ayer se presentó en Zubieta con mucho dolor en la zona y no se ejercitó. Inmediatamente acudió acompañado por Javier Barrera a Policlínica Gipuzkoa para someterse a unas pruebas médicas que confirmaron el alcance de la lesión.

Más noticias

Ante semejante contratiempo, Eusebio ha desplazado a 20 jugadores hasta Madrid, ya que hasta última hora le dará vueltas a un plan B sin el brasileño. La buena noticia es que recupera a Zurutuza en el centro del campo y no sería descartable, como hizo en el Wanda hace dos meses, que juntase en la zona ancha a Zubeldia, Illarramendi, Zurutuza y Xabi Prieto para fortalecer el juego de posición en la parcela ancha.

Un campo maldito

La visita al Real Madrid siempre se le ha dado mal a la Real. Es lógico teniendo delante al líder de la clasificación histórica de las 87 ediciones de la Liga disputadas que los resultados en su campo no sean demasiado buenos, pero es que no logró su primera victoria allí hasta 1991, cuando ya habían transcurrido 62 años desde que el campeonato se pusiera en marcha. Y eso es mucho decir, porque la Real campeona de los ochenta ganó en casi todos los campos menos en Chamartín, que siempre se le resistía. Aunque, eso sí, entre 1976 y 1984 llegó a sacar cinco empates en nueve visitas, lo que no es un mal bagaje teniendo en cuenta que entonces la victoria solo valía dos puntos.

Si con el mejor equipo de la historia no logró ganar allí, es lógico pensar que las cosas no han sido fáciles desde el último ascenso a Primera en 2010. Sobre todo ahora que las distancias entre los grandes y el resto se han ampliado. No hay más que echar un vistazo a la estadística para comprobar que la Real ha perdido en las últimas siete visitas, y se ha llevado cuatro goles de media en cada una No tuvo opción alguna en las temporadas 10/11 (4-1), 11/12 (5-1), 13/14 (5-1), 14/15 (4-1) y 16/17 (3-0), en las que apenas plantó cara a su oponente. Sí lo hizo en la 12/13, cuando perdió por un ajustado 4-3 aquel día que Xabi Prieto firmó un hat-trick, y hace dos años, en la 15/16, cuando ya con Eusebio en el banquillo González González atracó descaradamente a los blanquiazules en un choque de mal recuerdo por las lesiones de Canales y Agirretxe que acabó con 3-1 después de que Bruma hiciera el empate con un golazo a la escuadra. Esta noche habrá que acogerse a esa máxima de Denoueix para intentar regresar con buenas sensaciones de la Castellana.

Asignatura pendiente

A la Real de Eusebio le falta hacer un buen partido en el campo de uno de los dos grandes del campeonato, porque en estos 27 meses que lleva al frente del equipo ya sabe lo que es vencer en muchas otras canchas, alguna de ellas de importancia, pero le queda esa asignatura pendiente de lograrlo en una de las dos más grandes. Haciendo memoria vemos que ha ganado en Mestalla -por dos veces además-, el Sánchez Pizjuán, Balaídos, San Mamés Barria, Villamarín, Cornellá, Mendizorrotza, Riazor, Las Palmas, La Rosaleda y Leganés, además de en plazas que ahora son de Segunda como las de Osasuna Sporting o Granada, sin ir más lejos. Y en Villarreal ha empatado dos veces en este tiempo, una en Liga y otra en Copa que sirvió para eliminar del torneo al submarino amarillo.

Los precedentes en las últimas salidas de la Real Sociedad no son demasiado alentadores, ya que en las seis más recientes ha sufrido cuatro derrotas y solo ha podido rascar dos empates. Cayó en Getafe (2-1), en el Wanda (2-1) tras hacer un buen partido, en Leganés (1-0) y en Villarreal (4-2), mientras que empató en Girona (1-1) y Bilbao (0-0), sendos puntos que supieron a poco después de visto el desarrollo del partido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos