Real Sociedad

Alberto de la Bella: «Hay que demostrar que somos superiores al Zenit»

De la Bella, en el transcurso de la entrevista ante un mural en el que aparecen Canales y Prieto./ARIZMENDI
De la Bella, en el transcurso de la entrevista ante un mural en el que aparecen Canales y Prieto. / ARIZMENDI
Alberto de la Bella, jugador de la Real Sociedad

Apuesta por una Real Sociedad «convencida» desde el primer minuto para «compensar a la afición» tras el fiasco en la Copa

ÁLVARO VICENTESAN SEBASTIÁN.

Alberto De la Bella (Santa Coloma de Gramanet, 1985) está siendo el lateral izquierdo de la Real en los encuentros en Europa. Autor de dos goles, ambos en los partidos ante el Vardar, considera que la Real, además del primer puesto, se juega el prestigio como club y sobre todo la posibilidad de compensar al aficionado después del varapalo recibido en la Copa.

- ¿Qué recibimiento espera del aficionado en la primera vez que juegan en Anoeta tras el partido de Copa?

- No estamos para pedir. Somos nosotros los que les tenemos que dar. Si el aficionado ve a una Real convencida, que va a por el partido desde el primer minuto, seguro que se engancha como siempre lo ha hecho. Ellos como nosotros saben que estamos ante un partido importante en el que nos jugamos, entre otras cosas, el prestigio como club. El error garrafal de Copa lo llevamos todos dentro, queríamos llegar lejos y no ha podido ser, ya no hay solución posible por desgracia, y ahora estamos con la mente puesta en este partido de Europa.

- ¿Han extraído alguna conclusión de la eliminación en la Copa aplicable a este partido y los venideros?

- Muchas. Después de un palo de tal dimensión hicimos lo que tocaba: reflexionar, tratando de dar con las causas todos juntos. En momentos como éste lo más importante es que todos vayamos en la misma dirección y eso es lo que hemos hecho. Hemos opinado, hemos dado nuestro punto de vista para tratar de encontrar soluciones en común que nos permita seguir avanzando.

- ¿Y qué han detectado?

- Que si no damos nuestro máximo, cualquiera nos puede ganar. Ni qué decir ante un rival como el Zenit, con jugadores veteranos que sacan provecho de cualquier error. Debemos tener más poso en situaciones como la que nos ocurrió en la Copa o en el Wanda Metropolitano. Debemos tener confianza para seguir moviendo el balón como sabemos y aprovechar que el equipo rival está con mucha gente en nuestro campo para hacerle daño a su espalda. ¡Ah! Y que nunca se puede dar por ganado un partido antes de tiempo. Creíamos sentenciada la eliminatoria, el rival se lanzó arriba sin nada que perder y nos pasó por encima. Situaciones como esa no se pueden dar en más partidos.

- Es que en eliminatorias como las que jugará el equipo en Europa a partir de febrero será imperdonable que el equipo consiga ponerse por delante y no sepa administrar esa ventaja.

- Eso es algo que también hemos hablado, hay que encontrar la forma de no perder lo ganado desde ya mismo. En los dos últimos meses hemos ido ganando al Betis, Getafe, Girona, Las Palmas y Atlético y solo hemos podido sujetar dos empates. Normalmente cuando un equipo va perdiendo siempre trata de hacer cambiar la situación como es lógico. Seguramente en esas situaciones el rival adelanta líneas, arriesga más y puede que nos haya faltado eso: matar los partidos. El equipo no ha sabido gestionar esa posesión de balón. Aunque pueda parecer una obviedad, el objetivo tiene que ser marcar el segundo cuando hacemos el primero más que pensar en amarrar lo que ya hemos conseguido, porque así va a ser mucho más complicado que nos remonten.

- ¿Hasta qué punto es importante acabar primero de grupo?

- La Real siempre tiene que aspirar a lo máximo. Quedar primero supone enviar un mensaje a los rivales y también evitar a los cuatro mejores terceros que caen de la Champions. Al vestuario le ilusiona acabar primero a pesar de que todos sabemos que para llegar lejos hay que ganar a todo el que se cruce por el camino.

«Cuando el rival nos aprieta tendremos que ser valientes para salir victoriosos»

«Si ahora no lo estamos haciendo tan bien como nos gustaría es culpa nuestra y no del míster»

- ¿Qué partido intuye? El Zenit no tiene problema en ceder el balón a sus rivales.

- Ahora mismo me preocupa más lo que seamos capaces de hacer nosotros. Espero una Real valiente que salga a por el partido desde el primer minuto como ha hecho en esta Europa League, en la que hemos ganado cuatro de cinco partidos. La trayectoria del equipo en esta competición está siendo muy positiva y hemos demostrado capacidad para poder hacer algo bonito.

- ¿Sirve de algo la referencia del partido de ida en el que los dos goles encajados en los primeros veinte minutos echaron por la borda cualquier planteamiento?

- Quitando esos dos goles, fuimos dominadores del encuentro. Ellos demostraron que nos tienen muchos respeto, nos dieron la posesión en su campo, aunque también nos supieron jugar con balones largos tras pérdida, casi siempre consecuencia de errores nuestros. En jugada elaborada casi no nos hicieron peligro. Es un partido atractivo, de los que todo jugador quiere jugar a lo largo de su carrera, y entiendo que también de los que todo aficionado quiere ver. Sabemos que va a ser un partido competido ante un gran rival, pero sinceramente creo que somos superiores y lo tenemos que demostrar.

- La Real ha demostrado que es capaz de jugar más directo, sin necesidad de tener tanto el balón. ¿Por qué ahora le cuesta?

- Antes del primer parón nos hacían goles a las contra. Ese aspecto lo hemos corregido. Nosotros estamos cómodos con el balón y eso no va a cambiar, pero debemos entender que si rival nos aprieta con muchos jugadores tendremos que ser valientes para salir victoriosos de esos duelos, de esos momentos de presión, para encontrar esos espacios. Ya lo hemos hecho en algunos partidos a domicilio.

- Para ganar al Zenit y a los próximos rivales habrá que reducir el número de goles encajados...

- Cuando encajas goles tienes que hacer el doble de trabajo para ganar el partido. Hubo una fase en la que corregimos este aspecto, pero por desgracia ha vuelto a florecer y hay que solucionarlo cuanto antes porque dificulta mucho conseguir los tres puntos en cualquier partido. Es una labor en la que nos tenemos que implicar todos los jugadores. A balón parado estamos bien, hemos mejorado en las transiciones defensivas, pero algo mal estamos haciendo porque seguimos encajando goles. Tendremos que ver más vídeos, ver de dónde proceden las ocasiones y los goles que nos genera el rival y corregirlo en el campo. Hay balones divididos que tienen que ser nuestros y las segundas caídas otro tanto. Hay generosidad dentro de este vestuario, hay jugadores que hacen grandes esfuerzos por ayudar en defensa, así que entiendo que será cosa de ajustar porque también hay cosas que estamos haciendo bien.

- Ahora todos los equipos buscan la espalda de los laterales de la Real. Antes, como ahora, se prodigaban al ataque y el equipo no sufría tanto. ¿Por qué ahora sí?

- En ataque, el funcionamiento de los laterales es claro: cuando uno profundiza por su banda, el otro tiene que ver que atrás estemos siempre en superioridad respecto al número de jugadores que deja al rival. A partir de ahí, se puede estar más arriba o abajo dependiendo a qué altura esté tu par. Defensivamente cuando el rival ataca por banda lo importante es que haya una buena comunicación con el compañero.

- ¿No es una cuestión de centímetros?

- Hoy en día eso no influye.

- ¿Cómo le ve a Eusebio? ¿Está animado?

- Sabe que el equipo sigue su propuesta de fútbol, que nadie en el vestuario ha puesto en tela de juicio el estilo de juego, y está convencido que este equipo va a seguir progresando. Cree que tiene mejor plantilla que el año pasado. Ahora toca demostrarlo en el campo desde ya mismo. Si ahora no lo estamos haciendo tan bien como nos gustaría es culpa nuestra y no del míster.

- ¿Kokorin y Rigoni son los dos jugadores más desequilibrantes del Zenit?

- Kokorin es una de sus referencias. Ha seguido metiendo goles desde que jugamos en su casa, tanto con el Zenit como con la selección. Y luego están los argentinos Kranevitter y Rigoni, con capacidad para el desborde. Tienen jugadores importantes a nivel individual.

- Después del Zenit, en apenas tres días, recibirán al Málaga. Ese partido no se puede escapar para seguir en la pugna por un puesto europeo.

- Podemos irnos a las navidades en los seis primeros puestos si hacemos lo que debemos en los tres partidos que tenemos por delante: Málaga, Athletic y Sevilla.

- Han ganados dos partidos de los últimos once en Liga y siguen cerca de los puestos europeos. ¿Ha bajado el nivel de la Liga?

- Está muy competida. Nadie regala nada y es bueno que no haya grandes diferencias entre los equipos de arriba y abajo. Es más atractivo para el aficionado porque cualquier equipo puede ganar a cualquiera. Para nosotros es una ventaja porque pese a haber pinchado seguimos estando cerca de Europa.

- No me creo que usted acepte el papel de jugar solo en Europa. Me parece hasta contraproducente que tengan el rendimiento que tengan, Kevin juegue en la Liga y usted en Europa y la Copa.

- Esa situación se puede revertir. A día de hoy parece que es así pero yo trabajo para jugar todos los minutos posibles. Me gusta sentirme útil y tengo que demostrarlo cada vez que tengo la oportunidad.

- ¿Cómo ve a Vela, uno de los jugadores con los que más contacto tiene? ¿Se está dejando llevar?

- En absoluto. Le veo entrenando bien aunque el míster está optando por otros jugadores en banda como Januzaj o un fijo como Mikel. Carlos ahora es una opción desde el banquillo y por las características que tiene le resulta difícil coger el ritmo. Está tranquilo, tratando de acabar bien su etapa en la Real. Ha sido un jugador tan importante para nosotros que seguro que le echaremos de menos.

- ¿Hay temor en el vestuario a que el Barcelona venga a por Iñigo en el mercado de invierno?

- Él está muy centrado, está subiendo el nivel cada semana después de las lesiones que tuvo en verano. Solo le veo pensando en la Real. Esa opción siempre va a existir, porque los jugadores que rinden de esa manera van a tener la opción de marcharse tanto en verano como invierno, pero hoy le veo muy centrado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos