Real Sociedad

David Concha, de la Real Sociedad, al Barça B

Aritz Elustondo abraza en un gesto cariñoso a David Concha durante el entrenamiento de ayer en Zubieta en presencia de Kevin.
Aritz Elustondo abraza en un gesto cariñoso a David Concha durante el entrenamiento de ayer en Zubieta en presencia de Kevin. / ARIZMENDI

Sería el octavo jugador del plantel del curso pasado que causa baja en el presente verano. Eusebio se quedaría ahora con 25 hombres y faltaría por resolver las situaciones de Pardo, Gaztañaga y Canales

MIGUEL GONZÁLEZSAN SEBASTIÁN.

David Concha está cerca de salir cedido al Barcelona B de Segunda División. El santanderino de 20 años no tuvo apenas oportunidades la pasada temporada con Eusebio y no quiere vivir otro año parecido, más cuando la competencia en la línea de ataque ha aumentado tras el fichaje de Januzaj. Las conversaciones se hayan avanzadas y restan los últimos detalles para que la operación termine de concretarse. En el amistoso del miércoles en Burgos cedió su dorsal 24 a De la Bella, una señal de que su marcha es inminente.

La Real fichó a este fino extremo zurdo hace dos veranos, en 2015, después de abonar un millón de euros al Racing de Santander, que acababa de descender a Segunda B. Debutó con el conjunto cántabro con 17 años recién cumplidos en un partido de Copa contra el Sevilla y en el ejercicio 14/15 jugó 35 partidos en Segunda División, en los que anotó cinco goles y dio cuatro asistencias. Habitual en la selección sub-19, conjuntos de la Premier League como el Tottenham le pretendían cuando le contrató la Real, que vio en él a un futbolista de gran potencial de futuro. Por eso le hizo un contrato por cinco temporadas, de las que ha cumplido las dos primeras.

En el curso 15/16 dejó buenos detalles en la pretemporada con Moyes pero salió cedido al Numancia de Jagoba Arrasate ante la imposibilidad de tener continuidad en Anoeta. En Soria jugó 27 partidos, en los que marcó otros cinco tantos y dio dos asistencias. Ello le valió para que Eusebio le hiciera un hueco en el equipo el pasado verano.

Las conversaciones para su salida se hallan muy avanzadas y podrían concretarse en horas

La Real arrancaba la Liga con cambios importantes en la delantera. Jonathas se había marchado a Rusia y Willian José llegó a finales de julio después de dos meses sin entrenar, por lo que necesitó un periodo de puesta a punto. Agirretxe estaba lesionado y Vela comenzó más tarde a trabajar por los problemas en su rodilla izquierda, lo que le abrió una puerta a la titularidad en el estreno liguero ante el Real Madrid en Anoeta, jugando con Oyarzabal a la derecha y Juanmi de 'nueve'.

Pero fue un espejismo, porque después solo participaría en otros siete partidos de Liga, en todos ellos saliendo desde el banquillo en los últimos minutos. Tampoco fue titular en ninguno de los tres partidos coperos en los que intervino. En total su actuación en la temporada se resumió a 145 minutos, apenas un partido y medio, aunque haber entrenado un año entero en uno de los mejores equipos de Primera no puede caer en saco roto.

Ahora su situación no es muy diferente. Incluso sería algo peor, después de la llegada de Januzaj y la recuperación de Agirretxe, lo que eleva al máximo la competencia en los tres puestos de arriba. Por eso mismo, tanto el club como el jugador ven con buenos ojos una salida a un filial de prestigio como el Barcelona B, en el que tendrá más oportunidades de jugar que aquí.

El filial catalán ha querido reforzarse para afrontar su nueva andadura en la categoría de plata con garantías de éxito. Disponer de un conjunto demasiado joven le ha llevado varios años a perder la categoría y ahora pretende rodear a sus jóvenes talentos de futbolistas más experimentados pero que tengan también margen de progresión. Valverde quiere que muchos de ellos participen en los entrenamientos del primer equipo en las semanas con partidos de selecciones en las que se quedará sin efectivos por los compromisos de sus internacionales.

El Barcelona B presentó en julio a tres refuerzos de un plumazo. Fichó al delantero hondureño de 24 años Choco Lozano -que hizo diez goles con el Tenerife el año pasado- tras pagar 1,5 millones de euros al Olimpia de Tegucigalpa y ponerle una cláusula de 50. Para el centro del campo se hizo con el eibarrés Ruiz de Galarreta, también de 24 años, tras abonar al Numancia su cláusula de rescisión de 700.000 euros; mientras que para la defensa contrató a Samu Araújo, lateral izquierdo del Celta B de 21 años, tras ejecutar una cláusula de su contrato que le permitía salir cedido a un equipo de Segunda División. Por Concha no parece que vaya a abonar cantidad alguna por la cesión, aunque se haría cargo de su ficha.

Podría haber más salidas

En lo que llevamos de verano han salido de la Real, por diferentes motivos, hasta siete jugadores que hace un año tenían dorsal del primer equipo. Mikel González finalizó su contrato el 30 de junio. Están cedidos Héctor (Alavés), Zaldua (Leganés) y Markel (Getafe), mientras que Granero (Espanyol) y Bardají (Huesca) encontraron destino tras desvincularse previamente del club. A estos seis, hay que añadir la venta de Yuri al Paris Saint Germain. Concha sería el octavo jugador en buscar acomodo lejos de Anoeta.

Cuando se cierre su salida Eusebio se quedará con 25 efectivos, aunque entre ellos hay dos lesionados de larga duración, Carlos Martínez y Guridi, que se recuperan de sendas operaciones en la rodilla. Además, hay otros tres jugadores cuyo futuro en la Real no está nada claro más allá del 1 de septiembre.

El que más negro lo tiene es Gaztañaga, que no ha viajado a Watford ni a Burgos en los dos últimos amistosos, cuando sí lo ha hecho, por ejemplo, el chaval del Sanse Ander Guevara, que juega en su misma zona. La salida del andoaindarra parece inminente, aunque queda por concretar su destino.

Rubén Pardo, que ayer no se ejercitó por una distensión leve en la rodilla derecha, tampoco lo tiene mucho mejor que cuando optó por ir cedido al Betis en enero pasado. En su zona han salido Granero y Markel, pero llega Zubeldia y hasta Guevara parece contar con más opciones a tenor de lo visto en verano. Sin olvidar que Illarramendi y Zurutuza son inamovibles en el centro del campo. Es lógico que no termine de verlo claro.

Tampoco lo hace Canales, aunque, a diferencia de los dos anteriores, Eusebio le considera una pieza interesante por su capacidad para desenvolverse en varias posiciones. Eso sí, le ve como un complemento en una temporada con tres competiciones y el cántabro quiere tener un papel más protagonista.

8 bajas

respecto al año pasado. En este verano han salido, por distintos motivos, hasta siete jugadores que hace un año tenían dorsal del primer equipo: Mikel, Héctor (Alavés), Markel (Getafe), Zaldua (Leganés), Granero (Espanyol), Bardají (Huesca) y Yuri (PSG). Concha sería el octavo.

Fotos

Vídeos