Eibar - Real Sociedad

«No hay corazón dividido; siempre quiero que gane la Real Sociedad y ya nos toca en Ipurua»

Txus De Andrés, presidente de la peña Eibarko Errealzaleak, con las torres de Ipurua al fondo./MORQUECHO
Txus De Andrés, presidente de la peña Eibarko Errealzaleak, con las torres de Ipurua al fondo. / MORQUECHO

A punto de cumplir dos décadas al frente de Eibarko Errealzaleak, Txus de Andrés confía en que la Real reaccione a costa del Eibar

LETIZIA GÓMEZEIBAR.

Pocos días después de que la liga llegue a su fin, la peña Eibarko Errealzaleak cumplirá dos décadas de vida bajo la presidencia de Txus de Andrés, quien con 44 años recién cumplidos lleva literalmente media vida al frente de este grupo de seguidores realistas en Eibar.

Txus es tan eibarrés como el que más, pero apunta que en los derbis con la Real «no hay corazón dividido». Tampoco en el de este domingo. «Yo siempre quiero que gane la Real. Al Eibar le deseo lo mejor, pero a partir de la semana que viene. Nos toca ganar, porque además nunca lo hemos hecho en Ipurua», sentencia.

Reconoce que la Real llega al partido «tocada», pero confía en que Imanol Alguacil logre reflotar el equipo empezando desde el derbi. «Es un tío que tiene garra y la bravura que hay que tener en un banquillo. Ese revulsivo nos puede venir bien para empezar el partido enchufados».

Curiosamente, su peña tiene estrechos lazos con Ainhoa Ormaetxea, mandataria de la única peña del Eibar que existe en Donostia, puesto que antes de decantarse por llamarla Eibarko Errealzaleak tenían pensado bautizarla con el nombre del histórico entrenador Alberto Ormaetxea, padre de Ainhoa. Un homenaje que el recordado técnico realista agradeció, pero que declinó.

Como seguidores txuri-urdines, entonces no había la rivalidad y la animadversión que sí sienten ahora por parte de un sector de la afición azulgrana. «Desde que el Eibar está en Primera parece que ser de la Real es un delito», se queja De Andrés. «Desde el partido que la Real perdió con el Granada hace tres temporadas se enrareció el ambiente, pero en cambio no hay quejas contra el Athletic, que es el que se lleva a los jugadores», denuncia.

Entiende que «el Eibar tiene mucho tirón» en la localidad «porque hace un fútbol muy alegre y la gente, sobre todo los niños, se identifican mucho con el equipo», pero en su opinión «eso no justifica que estemos tan mal vistos».

No queda tan lejana aquella temporada en la que la Real compitió en Champions y Eibar se tiñó de blanquiazul. «Cuando estábamos en la Champions todo el mundo me pedía carnets. Eibar se llenó de banderas blanquiazules y hasta se puso una pantalla gigante en Unzaga».

Loren y Eusebio

Recuerdos que incrementan la decepcionante campaña que están padeciendo después de que el propio presidente del club dijera al inicio del ejercicio que la Real tenía la mejor plantilla de su historia y el entrenador hablase de conquistar títulos. «La mejor no, pero la más cara seguro», subraya el mandatario de la peña realista. «Empezó muy ilusionante, pero está claro que hay una mala planificación en cuanto a la duplicidad de puestos. Nos han vendido una moto de luchar por un título, pero hemos resultado ser un equipo muy previsible, sin alternativas».

Por eso es de los que aplauden la destitución de Eusebio, al que agradece que «nos ha dado el mejor fútbol que hemos visto en los últimos cinco años, exquisito», pero al que acusa de «no haber tenido variantes. Si le hubieran destituido un poco antes, igual estábamos en Europa todavía». Sobre el adiós de Loren tiene una opinión similar. «Ese tipo de cargos hay que rotarlos. En cualquier caso, los que están en el campo son los jugadores y creo que se han arrugado un poco».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos