Real Sociedad

Aperribay: «Este año vamos a pelear por todo»

Aperribay: «Este año vamos a pelear por todo»

Jokin Aperribay destaca la ambición de la Real tras el histórico triunfo de Skopje. El presidente destaca la mejoría del equipo tras los reajustes tácticos realizados durante el parón por los partidos internacionales

MIGUEL GONZÁLEZ SAN SEBASTIÁN.

La Real logró un triunfo histórico en Skopje. Ganar por seis goles de diferencia fuera de casa no es algo que se logre todos los días, y menos en competición europea. Las caras en la expedición realista al regreso desde Macedonia eran el vivo reflejo de la felicidad y Jokin Aperribay fue el encargado de transmitir la sensación del grupo en una fecha tan señalada. «Es un gran resultado. Histórico, diría yo. El equipo jugó muy bien y ahora de lo que se trata es de mantener el mismo nivel para el partido de dentro de dos semanas en Anoeta. Si lo ganamos, nos pondríamos con nueve puntos y afrontaríamos las dos últimas jornadas en una buena situación».

Igual de importante que los tantos anotados fue mantener la portería a cero por segundo encuentro consecutivo, después de Mendizorroza, especialmente cuando se venía de una racha de goles encajados bastante adversa. «Durante unas semanas, en tres o cuatro partidos, nos metieron unos cuantos goles, pero tampoco hay que darle más importancia. El equipo siempre ha estado muy concienciado en resolver los problemas que teníamos y tirar hacia adelante, como se está pudiendo comprobar ahora».

Repetir clasificación europea

El presidente asegura que las dudas por esos malos resultados antes del parón de octubre no llegaron a la plantilla. «Qué va. El vestuario está con mucha confianza. Muy mentalizado y con muchas ganas de hacer una buena temporada. Sabiendo lo que significa jugar tres competiciones y lo que Europa arrastra. Repetir clasificación continental dos años seguidos es complicado, históricamente así le ha sucedido a la Real, pero yo estoy convencido de que este año lo vamos a conseguir. Vamos a intentar pelear por todo».

Preguntado por si fue más mérito de la Real el resultado del jueves o demérito del adversario, esta fue su respuesta: «Es verdad que el Vardar puede que sea inferior a nosotros, pero me parece que la Real hizo un gran partido. Que jugó muy bien. Es difícil saberlo. Para ganar 0-6 fuera de casa en Europa es que has tenido que hacerlo muy bien. Muchas veces en estos partidos no consigues ponerles ritmo, no juegas como quieres y se te complican».

Eso sí, admite que no se esperaba un partido tan fácil. «El Vardar venía de crear problemas al Copenhague en la Champions y de eliminar en la previa de Europa League al Fenerbahçe. Era un equipo que traía buenos resultados, pero en esta ocasión todo nos salió muy bien».

En el palco del Filip II Arena tuvo que contenerse para no celebrar mucho los goles de los suyos en una noche tan especial. «En Europa existe la costumbre de estar separados en dos palcos diferentes, aunque nos vemos los unos a los otros. Cuando marcábamos, lógicamente no les ibas a mirar. Te acostumbras a no celebrar mucho los goles para mantener el respeto al contrario. Al final del encuentro nos saludaron y nos felicitaron».

Este resultado tan contundente confirma las posibilidades realistas para superar la fase de grupos, aunque no quiere lanzar las campanas al vuelo aún. «Queda todo por jugarse, por lo que es difícil hacer una predicción de con cuántos puntos te puedes clasificar. Ahora hay que concentrarse en ganar el partido del Vardar y partir de ahí ya veremos qué ocurre en los dos últimos».

El papel de los jóvenes y Prieto

En una noche histórica tuvo su recuerdo para el trabajo de los más jóvenes, no en vano los Gorosabel, Zubeldia, Oyarzabal y compañía, estuvieron entre los destacados. «Es algo de lo que tenemos que sentirnos orgullosos. Tampoco me olvido de Xabi Prieto, que parece el más joven de todos. Es para felicitarle, porque está en un momento extraordinario. Que los jóvenes estén tan preparados para jugar cuando la Real los necesita, es algo que habla bien del trabajo que se hace en Zubieta y en el fútbol guipuzcoano».

Un punto importante a favor de los blanquiazules es el disponer de un estilo reconocible, sobre el que se sustenta su principal fortaleza, a pesar de aquel tropiezo en San Petersburgo. «En Rusia no jugamos bien, quizás porque encajamos tres goles en situaciones raras que no eran ni ocasiones para ellos. Fue un partido en el que nos salieron las cosas mal desde el principio y ya no se le pudo dar la vuelta. Pero el equipo trata siempre de jugar de una forma reconocible, tiene un estilo, y en el club se intenta aplicar a los equipos de abajo. Eso ayuda a que cuando suben jóvenes, como Gorosabel, estén acostumbrados a jugar de una manera determinada».

Como no podía ser de otra manera, tiene palabras para los 300 valientes realzales que se dejaron sentir en las gradas del estadio macedonio. «Fue impresionante lo que se vio en Skopje. Los aficionados llevan tiempo a un nivel sensacional. En el campo se les escuchaba lo mismo a la afición local».

Quiso ligar este aspecto social con el desarrollo de las obras de remodelación de Anoeta, que avanzan a buen ritmo. «Va todo muy bien. Según los plazos previstos. Es una obra complicada, difícil, y va a ser molesta durante un tiempo. Pero los trabajos en el fondo sur van a buen ritmo y estamos contentos».

Regresando a lo deportivo, el máximo mandatario explica por qué el parón por los compromisos de las selecciones ha sido un punto de inflexión en la trayectoria del equipo. «Antes nos habían metido bastantes goles en determinados partidos. Los técnicos y los jugadores eran conscientes de ello, y durante el parón se pudo analizar al detalle. Con partido cada tres días es más complicado hacerlo, porque quizás se consigue el efecto contrario y generas más dudas en el juego. Los entrenadores pensaron que el parón era ese momento y ahora lo que hay que desear es que todo siga así».

En ese punto hace un inciso para explicar los movimientos que ha habido en la parte de atrás del equipo. «En defensa estábamos jugando con jugadores que hace un año no estaban. Bien porque lo hacían en el Sanse, porque han llegado de fuera, como Llorente, o en el caso de Aritz, porque venía de no participar mucho en la pasada temporada. Iñigo ya está listo y Navas, aunque con alguna pequeña dolencia, casi también. Están muy cerca».

Ahora todos confían en que el partido del lunes ante el Espanyol en Anoeta suponga la continuidad de esta racha positiva. «Queremos prepararlo muy bien. Si así lo hacemos, el equipo lo dará todo para ganar y seguir con esta racha. Los jugadores están muy convencidos de que vamos a hacer un buen año. No tienen dudas al jugar, hay un estilo, y van a pelear hasta donde se pueda».

Que Willian José se haya convertido en el primer jugador en marcar cuatro goles fuera en la historia de la Europa League es el mejor ejemplo. «Generamos muchas ocasiones y eso siempre ayuda. Cuatro goles no se meten todos los días».

Más

Fotos

Vídeos