Que tenemos que coger el avión...

Cinco penaltis

Una buena primera parte y adelantarse en el marcador no es suficiente para puntuar en la primera visita al Wanda Metropolitano

Oblak derriba a Oyarzabal en la acción del penalti. /Alterphoto
Oblak derriba a Oyarzabal en la acción del penalti. / Alterphoto
Axel Guerra
AXEL GUERRA
  • 1

Nueva sala de máquinas en busca de más solidez

El once realista presentó dos novedades respecto al de Las Palmas. Aritz por el sancionado Llorente y Zubeldia del enfermo Januzaj. El azkoitiarra se colocó delante de la defensa. Por delante, Illarramendi pasó a jugar junto a Zurutuza y Prieto se colocó en banda. La misma fórmula que empleó Montanier en la temporada del subcampeonato de Liga. Además, el capitán equilibraba el centro del campo por la derecha, como el ‘17’ lo hizo como falso extremo izquierdo en los primeros meses de Eusebio en el banquillo txuri-urdin.

  • 2

Presión alta para forzar el error del rival

Los realistas arrancaron mejor colocados (en el minuto 20 acumulaban una posesión del 62%) y con una buena presión que provocó dos errores colchoneros en el inicio del juego que Willian José y Prieto no aprovecharon. En la tercera, el balón llegó a Oyarzabal, que fue derribado por Oblak. Penalti que transformó el brasileño.

  • 3

Obligados a vestir un traje que no es el suyo

El Atlético se estiró al verse detrás en el marcador y el partido cambió de guión, obligando a los realistas a replegarse para salir a la contra. Se invirtieron los papeles y fue el Atlético el que terminó dominando la posesión (55,5% para ellos).

  • 4

Rulli crece y perdonan Prieto, Zuru y Canales

Cuando el equipo pierde las actuaciones individuales quedan en segundo plano, pero ayer Rulli ofreció un recital. Hizo seis paradas de mérito -espectacular una mano a un cabezazo de Griezmann- que mantenían a la Real en el partido. Una actuación que debe reforzar su confianza. Mientras tantos, Prieto, Zurutuza, Canales y Willian José pudieron marcar el 1-2, pero no acertaron y cuando perdonas ante los equipos grandes...

  • 5

Un balón cruzado a la espalda del lateral...

Los rivales saben que una de las debilidades de la Real esta temporada son los balones cruzados a la espalda del lateral. El partido rozaba el minuto 90, los realistas parecían decirle a Jaime Latre, «pita el final que tenemos que coger el avión...», pero Saúl impuso su poderío físico ante Kevin en un balón aéreo que cruzó toda la defensa txuri-urdin y Griezmann rebañó el 2-1 en el segundo poste. No había tiempo para más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos