Nuevo Anoeta

El césped de Anoeta se empezará a bajar tras el partido ante el Leganés

El césped de Anoeta se empezará a bajar tras el partido ante el Leganés

El vaciado de tierra se realizará al mismo tiempo que se acercarán las gradas laterales bajas durante los próximos cuatro meses

A. G.

Al mismo tiempo que la temporada está a punto de finalizar, la remodelación de Anoeta ha entrado en una de sus fases más complejas y delicadas. Si en lo que respecta al exterior del estadio, a lo largo de esta semana han comenzado a llegar las piezas de la megaestructura que sujetará la cubierta del remodelado campo de fútbol, los trabajos en el interior entrarán en su etapa más compleja dentro de nueve días, una vez se haya disputado ante el Leganés el último partido de la temporada en el estadio donostiarra.

Sin tiempo que perder, se aprovecharán los meses sin competición para rebajar la cota del terreno de juego y ampliar, rectificar y aproximar las tribunas laterales bajas hasta el césped. De esta manera, a partir del lunes 14 está previsto que se comiencen a extraer toneladas y toneladas de tierra hasta una profundidad media de 2,3 metros que, tras los trabajos de canalizaciones que se hagan bajo tierra, acabará siendo de 1,5 metros menos respecto a la actual cota.

Julio 2017-Julio 2018
Nueva tribuna en el fondo sur (Miniestadio).
Mayo 2018- Agosto 2018
Bajada de la cota del césped 1,5 metros y aproximación al terreno de juego de las tribunas laterales bajas.
Agosto 2018- Agosto 2019
Nueva tribuna en el fondo norte (Avenida de Madrid).

Aunque inapreciable para el ojo del espectador, el futuro terreno de juego estará 1,50 metros más bajo que el actual en el centro del campo y dos metros en las esquinas, con diferentes pendientes, como ocurre en prácticamente todos los campos de fútbol de Primera, para evacuar el agua que caiga sobre el césped.

La Real ha solicitado jugar a domicilio las tres primeras jornadas de la próxima temporada

El vaciado de tierra se realizará al mismo tiempo que se acercarán las gradas laterales bajas durante los próximos cuatro meses, sin posibilidad de dilación porque la Liga 18/19 comenzará en agosto. Dado lo apurado de los plazos, la Real ha solicitado disputar las tres primeras jornadas de la próxima liga a domicilio, como han hecho esta temporada Villarreal y Atlético.

Estos trabajos no son los únicos que afectan al interior del estadio, ya que desde hace unos meses, en paralelo a la construcción del graderío sur, se iniciaron sobre la pista de atletismo los trabajos previos de cimentación y pilotaje de la tribuna principal baja. De esta manera, empezaron a crecer los pilares sobre los que se apoyarán parte de la futura grada que acercará a los aficionados al césped.

Está previsto que en septiembre ya se habrá realizado la aproximación de las tribunas laterales bajas, y el fondo sur estará listo para recibir de nuevo a los abonados que han debido abandonar ahora sus localidades. Anoeta pasará de tener los 26.000 asientos que tiene ahora a 32.000. Será entonces, cuando se proceda al derribo y construcción de la grada norte, que será una realidad en agosto de 2019. Entonces el nuevo estadio estará terminado. Podrá albergar 42.000 localidades, pero la Real distribuirá los asientos de forma más cómoda para los aficionados, con lo que la capacidad será de unos 39.500 espectadores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos