Real Sociedad

El cerebro de la cercha de Anoeta

Ana Seoane posa ayer por la tarde en la zona de Zorroaga con la cercha de la tribunal principal Este ya colocada en su posición definitiva./SARA SANTOS
Ana Seoane posa ayer por la tarde en la zona de Zorroaga con la cercha de la tribunal principal Este ya colocada en su posición definitiva. / SARA SANTOS

«Es un reto apasionante, será un estadio con personalidad», dice tras el izado ayer de la tercera de las cuatro piezas que forman el elemento característico del estadio | Ana Seoane es la jefa de proyecto de la empresa Horta Coslada que fabrica la megaestructura

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

Las pulsaciones de Ana Seoane son hoy más bajas que ayer por la mañana cuando se procedió a izar la tercera de las cuatro cerchas que conformarán la megaestructura metálica del estadio de Anoeta. Gallega, es la jefa de proyecto de la empresa Horta Coslada encargada de la fabricación y montaje de la enorme pieza característica de Anoeta y de otros muchos estadios (Wanda Metropolitano de Madrid, el Stade Vélodrome de Marsella, el Santiago Bernabéu, el nuevo Cornellá...) y edificios con personalidad repartidos por el mundo (T-4 del aeropuerto de Barajas, la sede de la OTAN en Bélgica, el museo Reina Sofía...).

El día de ayer fue tan largo para ella como para las decenas de operarios que participan en una operación casi quirúrgica en la que un error puede echar al traste meses de trabajo. El izado de la tercera cercha arrancó a la luz de las farolas, de madrugada, y se alargó durante casi toda la jornada. Los trabajadores que manejan las colosales grúas Demag SG 3.800 llegadas desde Bélgica lo bordaron, también quienes se encargaron de atornillar la cercha, los agentes municipales que ordenaron el tráfico... Todas las partes implicadas pusieron su grano de arena para conseguir que el estadio de Anoeta tenga hoy tres de las cuatro cerchas armadas en su posición definitiva. La meteorología también acompañó. «De hecho es uno de los factores más determinantes», relata Seoane porque el viento no puede superar los nueve kilómetros por hora y la temperatura ambiental tampoco debe ser muy alta porque «el acero se dilata y en ese caso no hay forma de conseguir el atornillado correcto de las piezas».

1.300 toneladas
pesa la megaestructura formada por las cuatro cerchas. Está formada por 78 tubos de 30 metros y 416 diagonales de entre 8 y 10 metros.
20.000 tornillos
han sido necesario para ensamblar todas las piezas de la megaestructura.
El acero
Procede de las plantas que la empresa Horta Coslada tienen en Arteixo (A Coruña) y en Camarma de Esteruelas (Madrid). Allí es donde se recibe el acero, donde se diseña y se dispone de maquinaría para el corte, curvado y plegado.

Es lo que ha hecho que este izado de la tercera cercha se haya retrasado una semana sobre el cronograma de obra inicial. Los días de calor de la pasada semana dilataron dos centímetros la estructura que esperaba a ser izada en los aledaños del estadio y no fue hasta ayer cuando se procedió a realizar la operación. Seoane respiraba tranquila a media tarde: «Hemos dado un nuevo paso, podemos decir que todo marcha según lo previsto». Solo queda izar la última cercha, la que se colocará en la tribuna principal, la del palco de autoridades. Podría ser la próxima semana.

«Supone una satisfacción ver que a la gente le gusta la forma que va tomando el estadio», confiesa Seoane

«Las altas temperaturas pueden hacer que el acero se dilate veinte milímetros. Entonces hay que esperar»

Cada una de las cerchas se ha ensamblado por fases en los aledaños del estadio. Primero se elevó la cercha del fondo Norte, luego la del fondo Sur, ayer la que está colocada en la tribunal principal Este y la semana que viene se concluirá con la cercha de la tribuna principal, que ya está prácticamente ensamblada en la zona más próxima al frontón Atano III. El tamaño de estas dos últimas cerchas es tan largo como metros tiene el lateral del campo de fútbol, en torno a cien. Las cuatro cerchas harán de Anoeta un estadio totalmente diferente al que dejamos en mayo cuando acabó la Liga.

El cometido de las cerchas es sencillo. En las tribunas Norte y Sur, las que se construyen nuevas de abajo a arriba, se encargarán de sostener las nuevas cubiertas, mientras que en las tribunas laterales sujetarán la prolongación de la cubierta actual. Es necesario que sea así para cubrir a los aficionados que se sentarán en las primeras filas de las tribunas principales bajas, las que volarán por encima de la antigua pista de atletismo hasta acercarse al terreno de juego, según el proyecto ideado por el estudio de arquitectura Izaskun Larzabal.

Entonces Seoane podrá ver terminado un proyecto que arrancó hace meses y que supone un nuevo hito en su carrera profesional. La estructura metálica característica del CNIT en La Défense de París y la fachada del aeropuerto de Chile son otros proyectos que tiene en su brillante currículum.

Seoane es consciente en el tiempo que lleva en San Sebastián supervisando el montaje e izado de la cercha de la proyección que tiene la remodelación de Anoeta entre los ciudadanos. «No hay quien que no gire la cabeza al pasar por el estadio y se interese por el desarrollo de la obra. Supone una satisfacción ver que a la gente le gusta la forma que va tomando», confiesa.

De Galicia y Madrid a Anoeta

El interés es proporcional al tamaño de la obra. Sus números asustan. El peso de la megaestructura de acero es de 1.300 toneladas -1.100 corresponden a las cuatro cerchas y 200 a los bastidores-. El acero procede las plantas que Horta Coslada tiene en Arteixo (A Coruña) y en Camarma de Esteruelas (Madrid). Allí es donde se recibe el acero, donde se diseña y donde se dispone de maquinaría para el corte, curvado y plegado. Desde esas dos plantas industriales, en las que trabajan más de cuatrocientas personas y que han hecho de esta empresa un referente mundial en el sector, han salido en camiones especiales las piezas que han ido llegando por carretera a Anoeta hasta configurarse la colosal estructura metálica valorada en seis millones de euros y apoyada sobre ocho pilares de hormigón que han sido construidos expresamente para ello en el entorno del estadio. Es la UTE Moyua-Altuna y Uria la que se encarga de la ejecución de este lote.

Seoane detalla que los tubos de acero tienen en su origen una longitud de 30 metros y «en función del trabajo que se quiera realizar, del diseño elegido, se cortan a un menor tamaño». En el caso de Anoeta, la megaestructura estará formada por 78 tubos de 30 metros, que son los que forman el esqueleto triangular de cada una de las cerchas, y 416 tubos diagonales de entre ocho y diez metros. Para ensamblar estas piezas serán necesarios más de 20.000 tornillos.

La jefa de proyecto confiesa que Anoeta es para ella un «reto apasionante» y está convencida de que el esfuerzo y el cariño que están poniendo todos los trabajadores en la remodelación tendrá un efecto positivo. «Será un estadio con personalidad que hará las delicias de los aficionados», advierte.

La cubierta de la tribuna Sur

La instalación definitiva de la estructura metálica permitirá iniciar en breve la construcción de la cubierta de la nueva tribuna Sur, la más próxima al velódromo. Será también la empresa Horta Coslada la encargada de su montaje. Las piezas ensambladas ya esperan a ser izadas en la zona del skate park. Como se puede apreciar en las fotografías que acompañan estas líneas, los graderíos de la tribuna Sur están prácticamente terminados, al menos su esqueleto. En la zona baja se han empezado a instalar los soportes sobre los que irán los asientos y en la alta se puede apreciar ya la curvatura que tendrá el anillo superior. En ese punto nacerá la cubierta que se alargará hasta la cercha.

En los laterales se avanza en la aproximación de las gradas al césped y se progresa también en el vaciado del terreno de juego. Se extraerán toneladas de tierra hasta una profundidad media de 2,3 metros que, tras los trabajos de canalizaciones que se hagan bajo tierra, acabará siendo de 1,5 metros menos respecto a la actual cota.

La previsión es que la Real Sociedad debute en su nuevo estadio en la cuarta jornada de Liga porque los tres primeros partidos los jugará a domicilio. Entonces, tres cuartas partes del estadio habrán sido remodeladas y solo quedará derribar y levantar la tribuna Norte. Se espera que cuando empiece la Liga 18/19 la envolvente azul que lucirá el estadio esté acabada en la tribuna Sur y también en la tribuna Este aunque los plazos son tan ajustados que la competición podría arrancar sin que se hubiera terminado de rematar. En cualquier caso, no interferirá en el desarrollo de los partidos. Solo faltará derribar y construir la grada Norte. Se hará de septiembre a agosto de 2019. Anoeta tendrá entonces un aforo de 39.500 espectadores.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos