Real Sociedad

Más cerca del objetivo

Bautista, que salió en la segunda parte, logró con este remate el tercer gol de la Real, confirmando que se maneja muy bien dentro del área./ARIZMENDI
Bautista, que salió en la segunda parte, logró con este remate el tercer gol de la Real, confirmando que se maneja muy bien dentro del área. / ARIZMENDI

La cómoda victoria de ayer deja a los realistas con opciones incluso de acabar primeros de grupo

PEDRO SOROETA

Mejor que saberse superior a un rival es que este se sepa inferior. Cuando sales a un campo convencido de que poco o nada tienes que hacer, la derrota está garantizada.

Eso es lo que sucedió ayer en Anoeta. El Vardar jugó a que no le cayera la del pulpo, como en el partido de ida y, aunque aguantó mejor que en el primer partido, la victoria realista nunca corrió el menor peligro. Costó más abrir la lata, aunque viendo cómo transcurría el encuentro era cosa de tiempo que llegaran los goles del once de Eusebio.

El partido fue completamente desigual, con posesión realista durante mucho tiempo cercana al 80%, con nada menos que dieciséis remates antes del descanso y 439 pases, por 109 el conjunto macedonio. Al final fueron 24 remates a gol y 771 pases completados, por 194 de los visitantes...

LAS NOTAS DEL PARTIDO

LO MEJOR
La Real se queda a un punto de la clasificación y Bautista confirma de nuevo que tiene gol
LO PEOR
Después de la goleada del primer partido, ayer costó más crear ocasiones claras de gol
EL DATO
La Real dio 836 pases, de ellos 771 completados, por 255 el Vardar, solo 194 al compañero
LA CLAVE DEL PARTIDO
El gol de Juanmi abrió el camino y a partir de ahí todo fue más sencillo para el once blanquiazul

La principal referencia del Vardar, cuando quedó encuadrado en el grupo de la Real, era su eliminatoria con el Fenerbahce, al que ganó los dos partidos. Pero una vez visto su potencial es evidente que este joven equipo macedonio no jugaría en la Primera división de LaLiga. La Real le tenía que ganar sí o sí y, aunque el exceso de confianza era la principal amenaza antes del encuentro, nada más empezar el choque ya se vio que los de Skopje solo aspiraban a una derrota al menos decorosa, que al final consiguieron. Eusebio, con el once que puso en liza, también era transparante. Sabía que no necesitaba a sus mejores jugadores para ganar y dar otro paso más hacia la siguiente ronda, por lo que aprovechó para dar descanso a jugadores como Odriozola, Xabi Prieto, o Illarra y Zurutuza, ya que estos dos últimos jugaron solo un tiempo. Y es que en 48 horas se presentará en Anoeta un Eibar que no se parecerá nada al rival de ayer.

Eso será en la Liga, pero en Europa, el empate in extremis entre el Rosenborg y el Zenit, además de demostrar que los noruegos en su campo no son la perita en dulce que vimos en Anoeta, deja a los nuestros a un solo punto de la clasificación matemática, ya que no es una opción que la Real pierda en Trondheim por cinco goles.

Tal y como se ha puesto la clasificación, el partido que la Real jugará en Noruega el 23 de este mes será toda una final para el Rosenborg. Lo curioso es que, siendo ambiciosos, la Real tiene ahora más opciones para ser primera de grupo, aunque para ello necesitará, además, ganar al Zenit en Anoeta en la última jornada.

Los de Eusebio han ganado tres de los cuatro partidos que han disputado en esta competición, lo que no está nada mal. Pero en el último mes del año, después del parón de la semana que viene, habrá que apretar al máximo, con dos compromisos complicados pero en todo caso asequibles.

Antes, los blanquiazules necesitan reencontrarse con la victoria en la Liga en Anoeta, en donde no ganan desde el mes de agosto, cuando golearon 3-0 al Villarreal. Los tres puntos frente al Eibar son imprescindibles para mantenerse cerca de los puestos de arriba y para encarar ese último mes con todas las opciones en todas las competiciones.

Más noticias

Fotos

Vídeos