Real Sociedad

«No temo a la competencia, desde que llegué a la Real la he tenido»

Carlos Martínez posa ayer en el campo José Luis Orbegozo de Zubieta. / MIKEL FRAILE
Carlos Martínez, defensa de la Real

El lateral navarro, que se recupera de la rotura de ligamento cruzado que se produjo en diciembre, dice que volverá «con más confianza y fuerza»

Axel Guerra
AXEL GUERRA

Mientras sus compañeros apuran las vacaciones antes de iniciar la pretemporada el próximo viernes, Carlos Martínez (Lodosa, 1986) acude a diario a Zubieta para trabajar en la recuperación de la lesión en su rodilla derecha. Satisfecho por cómo avanzan las cosas, está dispuesto a luchar con Odriozola y Zaldua por un puesto en el once. «Cuando me recupere volveré a mi nivel», asegura.

- Se ha quedado sin vacaciones.

- Aunque la gran parte del tiempo he estado en Donostia para seguir con la recuperación de la rodilla, he podido escaparme unos días y desconectar con la familia. La cabeza también hay que descansarla.

- ¿En qué punto de la recuperación está?

- He empezado a salir al césped, a trotar. Hace un mes que empecé con el trabajo del gimnasio para fortalecer la pierna para que cuando empiece a hacer ejercicios más exigentes esté preparada y responda. Las cosas van muy bien y cada día que pasa es uno menos para volver.

- ¿Se ha marcado algún plazo para su vuelta?

- No, el médico que me operó, Mikel Sánchez, me habló de seis meses para estar entrenando con el equipo. Si todo sigue igual, sería a mediados de septiembre.

- Tendrá ganas de volver a tocar un balón

- No tengo prisa, lo que quiero es mantener las buenas sensaciones que he tenido hasta ahora.

«Llevo dieciocho años aquí y mi ilusión siempre será seguir en la Real Sociedad»

«Con Canales he hablado mucho. Ha pasado tres veces por esta lesión y me ayuda»

«La competitividad entre Álvaro, Joseba y yo nos va a hacer mejorar a los tres»

- Su último partido fue en el 20 de diciembre ante el Granada en Los Carménes.

- Jugué con el ligamento roto. Durante el partido hubo un par de gestos en los que no notaba la rodilla muy estable. Cuando me dieron los resultados de la resonancia fue duro y más tras ese periodo en el que intenté recuperarme sin pasar por quirófano y no fue posible.

- La lesión llegó cuando contaba con la confianza del entrenador

- Si, tuve un partido ante Las Palmas en Anoeta y a partir del derbi jugué nueve encuentros consecutivos. Di tres asistencias en Liga y una en Copa y me encontraba muy bien, ayudando al equipo en unas fechas en las que jugaba muy bien. La lesión fue un jarro de agua fría.

- ¿Estaba alcanzando su mejor nivel, el de la temporada que se logró el billete para la Champions?

- Hablamos de dos jugadores muy distintos. Esa campaña gané mucha confianza y ahora cuando salgo al campo lo hago muy tranquilo, consciente de que voy a hacer las cosas muy bien. Es difícil comparar, pero es verdad que este año me sentía muy a gusto. Cuando me lesiono siempre vuelvo con muchas ganas, más confianza y más fuerte. Cuando me recupere volveré a mi nivel.

- ¿Por qué optaron inicialmente por el tratamiento conservador?

- Mikel Sánchez es un doctor de reconocido prestigio en esta materia y entendía que era la mejor opción porque no había habido derrame, parte del ligamento se podía regenerar con factores de crecimiento... Yo también prefería recuperar la lesión sin pasar por quirófano. La semana que me falló la rodilla era la que mejor me encontraba. Ya había estado esprintando y había realizado cambios de dirección con el balón. Recaí de la manera más tonta. Fue una señal de que esta lesión siempre está ahí.

- Finalmente tuvo que pasar por quirófano.

- Una vez que se me fue la rodilla entrenando en Zubieta comencé a hacerme a la idea de que había que recurrir a la solución quirúrgica. Los dos primeros meses tras la intervención fueron los peores, pero ya han pasado y solo pienso en dar pasos hacia adelante, quiero avanzar.

- En las tres últimas campañas no ha tenido suerte con las lesiones.

- Lo peor no es el hecho de parar, si no que han llegado en momentos en los que me encontraba muy bien, estaba jugando y tenía continuidad. He estado mucho tiempo fuera. Cuando esto ocurre siempre hay gente que aprovecha la oportunidad y las cosas se complican.

- ¿Le ha dado muchas vueltas a la cabeza?

- No mucho. Cuando eres joven lo haces más. Es una prueba más de la que estoy aprendiendo mucho.

- ¿Y que es eso que está aprendiendo?

- Cuando estoy bien la confianza es mayor. Saber que en cualquier momento puedes lesionarte te permite disfrutar más de lo que estás viviendo. El primer partido tras la lesión siempre especial porque vuelve a sentirte futbolista, a hacer lo que más te gusta.

- ¿A qué se agarra en los momentos malos?

- A la familia y a los amigos. Con Sergio Canales he hablado mucho. Desgraciadamente ha pasado tres veces por esta situación y hemos compartido muchas cosas, sensaciones... Le he pedido mucha información.

«La segunda vuelta de Odriozola ha sido espectacular, con mucho desparpajo»

«La lesión fue un jarro de agua fría. En nueve partidos había dado cuatro asistencias»

«Tras operarme, los dos primeros meses fueron muy duros. Ahora solo quiero avanzar»

- Los jóvenes del filial viene apretando

- Es que eso es la Real. Es lo positivo del club. Contar con una cantera que responde cuando se le necesita. Saber que se cuenta con ellos es positivo para el primer equipo y para los propios jugadores del Sanse que ven posible dar el salto.

- Álvaro Odriozola ha irrumpido con fuerza en el lateral derecho.

- Desde que comenzó se mostró con mucho desparpajo y ha hecho una segunda vuelta espectacular. El puesto se complica. Será una lucha bonita con Joseba y Álvaro. Esa competitividad nos va a hacer mejorar a los tres.

- ¿Teme la competencia?

- He tenido competencia desde el primer día que llegué aquí y la tendré hasta el día que me vaya. Es necesaria para cualquier jugador, para evitar el riesgo de acomodarte. Estoy tranquilo porque sé que cuando esté bien seré capaz de hacerlo muy bien y todo será en beneficio del equipo.

- El club ha iniciado el relevo generacional de la base del equipo que logró el ascenso

- Es ley de vida. Zubikarai, Estrada, Ansotegi, Elustondo, Mikel... Unos suben y otros se marchan. Pero es la seña de identidad de la Real.

- La baja de Mikel deja un hueco en la capitanía.

- Llegué a la Real con trece años y ahora tengo 31. La próxima temporada será la número once en el primer equipo y está claro que me haría ilusión ser capitán porque es una responsabilidad bonita para asumir.

- En un año acaba contrato

- Lo tengo en la cabeza, pero ahora mismo no me importa. Lo que quiero es recuperarme bien y poder entrenar y jugar. Aún queda mucho tiempo y lo que tenga que llegar, llegará. Quiero seguir disfrutando de la Real.

- Querrá continuar.

- Claro, llevo dieciocho años aquí y eso es mucho tiempo. Mi ilusión siempre será seguir en la Real.

Fotos

Vídeos