Real Sociedad

Caras alegres en Zubieta

Imágenes de felicidad en Zubieta.
Imágenes de felicidad en Zubieta. / PEDRO MARTINEZ

Los titulares en Balaídos han entrenado a menor ritmo y Januzaj, Iñigo, Pardo y Zubeldia mejoran de sus lesiones

Axel Guerra
AXEL GUERRA

Caras alegres en la vuelta al trabajo en Zubieta tras abrir este sábado la Liga con una victoria ante el Celta en Balaídos. Y no es para menos. Iniciar el campeonato con un triunfo siempre es buena noticia y más si se logra dando la vuelta a un marcador adverso y demostrando una inmensa pegada como hizo el equipo blanquiazul en Vigo.

El entrenamiento ha comenzado tras una breve charla de Eusebio en la que han estado presentes todos los jugadores de la primera plantilla -incluidos los lesionados- y el canterano Ander Guevara, que formó parte de la convocatoria para el primer partido oficial de la temporada aunque no llegó a debutar.

Como es habitual después de un encuentro, los titulares en Vigo han realizado una sesión más suave que el resto de sus compañeros. Los primeros se han ejercitado durante 45 minutos y se han retirado a los vestuarios tras realizar unas carreras, unos rondos y unas series de estiramientos. En los ejercicios con balón no ha participado Asier Illarramendi, el único jugador entre los que jugaron en Balaídos que ha saltado al césped del José Luis Orbegozo con zapatillas en vez de botas.

Intensidad y competitividad

Los que salieron en Balaídos desde el banquillo o no llegaron a jugar han realizado un trabajo mucho más exigente por espacio casi de una hora y media. Tras diferentes ejercicios de posesión han llegado el turno de los partidos en espacios reducidos. Primero por parejas y luego en equipos de cuatro futbolistas. Especialmente intenso ha sido este último ejercicio en el que todos se han ejercitado con intensidad y nadie ha regalado nada.

Fruto de ese brío, Diego Llorente se ha llevado tres golpes. El primero en el tobillo derecho -el mismo que le dio problemas durante la concentración de pretemporada en Ermelo- cuando quería adelantarse a un remate de Agirretxe. Al madrileño se le ha visto cojear durante unos minutos, pero se ha recuperado sin problemas y ha sido el autor de uno de los mejores goles de la mañana con un tiro seco y duro ante el que nada ha podido hacer Toño. El central se ha llevado otros dos golpes en sendas acciones con Juanmi en la disputa de un balón aéreo y cuando el malagueño ha intentado evitar que rematase a gol .

Mejoran los lesionados

La otra noticia positiva ha estado en la evolución de los lesionados. Januzaj, Iñigo, Zubeldia, Pardo y Carlos Martínez se han ejercitado sobre el césped del José Luis Orbegozo, mientras que Guridi lo ha hecho en el interior de las instalaciones. El internacional belga, que fue baja en Vigo por una sobrecarga, ha realizado carrera en solitario y ha tocado balón. El central primero ha trabajado en el gimnasio y luego se ha dejado ver por el césped del campo principal de Zubieta. Ha corrido y ha golpeado balones con las dos piernas. A simple vista, los dos transmitían buenas sensaciones.

Pardo y Zubeldia han realizado parte del trabajo con el grupo de los jugadores que no fueron titulares ante el Celta y cuando ha llegado la hora de los partidos en espacios reducidos se han retirado a hacer carreras a diferentes ritmos y distancia. Carlos Martínez, por su parte, se ha ejercitado a buen ritmo y ha demostrado que su alta cada día está más cercana.

Visita del Chengdu Qbao FC

La nota de color en Zubieta la ha puesto un equipo del Chengdu Qbao FC, vinculado al patrocinador principal de la Real. Se trata de 13 niños de diez años de edad que van a pasar 10 días en Gipuzkoa junto a sus entrenadores. Durante este periodo se entrenarán en Zubieta y se enfrentarán al Danena de Zizurkil, Añorga, Kostkas y Antiguoko.

Fotos

Vídeos