Real Sociedad

Caparrós: en Pamplona dejó un mal recuerdo...

Joaquín Caparros saluda en su presentación. / EFE
Joaquín Caparros saluda en su presentación. / EFE

Después de ofrecerse a numerosos equipos y de postularse como sustituto de Del Bosque, Caparrós llega al banquillo que le catapultó

J. T.

Su último equipo en nuestra Liga fue Osasuna, donde aún resuenan las críticas por un fracaso sin precedentes. Llegó en noviembre de 2016 y apenas duró tres meses después de sumar siete derrotas en ocho partidos. Antes había sido despedido en el Granada, donde dejó al equipo colista en la temporada 2014/15.

Tampoco le fueron bien las cosas en el Villarreal, pero seríamos del todo injustos si no valoráramos su paso por el Athletic, a quien llevó a una final de Copa... y sobre todo sus éxitos en el Sevilla, el club que le catapultó como entrenador.

Tras el fracaso de Osasuna se ofreció a varios clubes... e incluso se postuló como sustituto de Del Bosque como seleccionador -Villar eligió a Julen Lopetegui-, pero finalmente ha recalado en 'su' querido Sevilla.

Cuando Caparrós llegó al equipo hispalense el Sevilla estaba en segunda división y en poco tiempo lo situó en la élite. Lo ascendió a Primera nada más llegar, lo clasificó en dos ocasiones para la Copa de la UEFA, sentando, además, las bases de futuro. Item más. Junto a Monchi, que era el secretario técnico del equipo por aquel entonces, logró que el Sevilla hiciera jugosas cajas con los traspasos de Reyes (al Arsenal), Sergio Ramos (al Real Madrid) o Julio Baptista (Real Madrid), dinerales que luego sirvieron para que el Sevilla llegara a lo más alto en Europa con Juande Ramos y, sobre todo, con Unai Emerey.

Montella se lleva 5 'kilos'

Caparrós sustituirá en este tramo final de Liga a Vicenzo Montella, a quien el Consejo destituyó tras la derrota ante el Levante, que venía a culminar un balance catastrófico. El Sevilla acumula nueve encuentros sin conseguir la victoria (cinco derrotas y cuatro empates) y se le ha complicado mucho su presencia en Europa la próxima temporada. Se trata de la peor racha de partidos sin ganar del presente siglo.

El Sevilla, que no gana un partido de Liga desde el pasado tres de marzo, cuando venció al Athletic (2-0), fichó a Montella a finales del mes de diciembre en sustitución de Eduardo Berizzo. El técnico argentino fue el que comenzó la temporada. Montella realizó una labor aseada en las competiciones de eliminatorias, puesto que llevó al Sevilla a la final de la Copa y a los cuartos de la Champions después de eliminar al Manchester United, un logro histórico, ya que se produjo 60 años después de la última vez en la Copa de Europa y nunca bajo el actual formato de la Liga de Campeones.

Sin embargo, la trayectoria en la Liga ha dejado mucho que desear. Con Montella en el banquillo, el Sevilla solo ha logrado 19 de 51 puntos posibles, unos registros dignos de un equipo destinado a pelear por el descenso y no por el título. El italiano, destituido en noviembre del Milán, acumula su segundo despido en cinco meses. Pero se lleva, según fuentes hispalenses, cinco millones de euros de finiquito.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos