CANSADO DEL PASEÍLLO BLANCO

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

Es una baja importante la de Willian José, quizás la peor que pudiera tener la Real en este momento porque sus goles le estaban dando vida. Recuerdo una lesión similar que tuvo Pau Gasol en la semifinal del Mundial de Japón en 2006 y que le impidió jugar la final. También se lesionó en el pie como nuestro delantero centro. España, que había tocado la eliminación con sus propios dedos, se conjuró para ganar el oro sin su jugador más determinante. Y lo logró, como bien saben, en una final memorable en la que Grecia, en estado de 'shock', incrédula ante el despliegue español, no tuvo capacidad de reacción.

Salvando las distancias, hoy la Real también tendrá que hacerse fuerte ante las adversidades en el Bernabéu. A la marcha de Iñigo respondió con sobresaliente. ¿Hoy? Nada me gustaría que la Real metabolice sin cantinelas que su paso al frente también pasa por la Castellana. Lo que no quiero es que se cumpla la pinta de duelo terapéutico para el Real Madrid.

Estoy cansado del paseíllo de rigor para los blancos. Que sea un reto acorde con un clásico, como así deben subrayarse los encuentros entre la Real Sociedad y el Real Madrid, por más que las esencias de unos y otros les hayan distanciado con el paso de los tiempos. Confío en que la Real se despliegue con valentía como ya han hecho esta temporada el Numancia o el Málaga en el Bernabéu, que acepte el pulso y plantee un duelo esgrimista, con garbo y aplomo. Es el momento.

Dicen que en Chamartín se ha declarado el estado de terror. Que sus aficionados asisten perplejos ante una crisis que se perpetúa sin que nadie advierta el remedio. Y lo que es peor para este Madrid: sus actores asumen el elocuente diagnóstico pero no dan con las causas. O eso dicen. Mal asunto. No me fío. Espero al mejor Madrid por mucho que solo haya sido capaz de imponerse en ocho de los 16 encuentros que ha disputado como local, la peor racha desde 1999. Es cierto que su periodo triunfal ahora se ve amenazado por una crisis de juego y resultados que le tiene a 19 puntos del Barcelona en la Liga y fiado únicamente a la Copa de Europa como salvavidas, pero insisto, me espero el mejor Madrid.

Y, claro, también la mejor Real, la que está dispuesta a encender la mecha desde esta misma noche. Dónde mejor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos