Real Sociedad

¡Qué buenos recuerdos!

Celebración. Aritz levanta en brazos a Juanmi para celebrar el gol del empate a dos final en el partido de la temporada pasada entre Celta y Real en Balaídos.
Celebración. Aritz levanta en brazos a Juanmi para celebrar el gol del empate a dos final en el partido de la temporada pasada entre Celta y Real en Balaídos. / J. M. LÓPEZ

La Real Sociedad regresa a la Liga en el mismo escenario, Balaídos, en el que hace tres meses selló su clasificación para Europa. El Celta viene de golear a la Roma (4-1) y el cuadro realista no ha marcado un gol en sus tres últimos estrenos ligueros

MIGUEL GONZÁLEZVIGO.

Cosas del destino, la Real abre la Liga en el mismo escenario en el que cerró la pasada, Balaídos. Tres meses han pasado desde que aquel gol de Juanmi en el descuento le diera el billete directo para la fase de grupos de la Europa League. Todo parecía perdido pero en la última jugada del campeonato, con el Celta metido en su área para defender un córner que parecía intrascendente, surgió la cabeza del de Coín para marcar un tanto que nunca olvidará la familia txuri-urdin. No compensó la enorme decepción vivida catorce años atrás en el mismo escenario, cuando se perdió una Liga, pero si enjugó muchas de aquellas lágrimas. Ahora toca regresar para abrir un nuevo curso que se prevé bastante más exigente.

Hace un año el conjunto guipuzcoano venía de realizar dos temporadas irregulares y, más allá del propio club, nadie apostaba por él. Pero Eusebio dio en la tecla y encontró la fórmula para hacer funcionar a un excelente grupo de futbolistas que comenzó a crecer alrededor de una propuesta que tenía como argumento principal el balón. Peleó cara a cara con el Atlético por la cuarta plaza durante muchos meses y, al final, logró hacerse con una de las seis primeras posiciones que garantizaba el billete directo a Europa.

Ahora, después de una campaña tan productiva, el listón está muy alto y no será sencillo responder a las expectativas creadas. El técnico mantiene prácticamente a su núcleo de actores principales -solo ha perdido a Yuri-, a los que ha sumado en verano Llorente y Januzaj. Además, el grupo tiene interiorizados unos automatismos que le hacen partir desde una posición más avanzada que hace doce meses.

Eusebio y Unzué jugaron juntos en el Barça y compartieron cuerpo técnico con Rijkaard

En contra juega la obligación de alternar la competición liguera con la continental y el hecho de que muchos rivales saldrán a la defensiva, algo que antes no sucedía. Esta tarde estará enfrente un Celta que viene de realizar un interesante verano y que será un duro hueso de roer.

Una pretemporada condicionada

El conjunto blanquiazul llega preparado al arranque liguero después de una pretemporada que arrancó condicionada por las lesiones y los rumores acerca del futuro de varios de sus hombres más importantes. Sin olvidar que Odriozola, Vela y Oyarzabal comenzaron a entrenarse en Holanda después de haber competido hasta junio por sus compromisos internacionales. Ello ha provocado que, salvo en momentos puntuales, Eusebio no haya podido juntar con la continuidad que hubiese querido su once titular, pero considera que se presenta con garantías a la casilla de salida.

A seguir

Iago Aspas.
El de Moaña, a sus 30 años, es el líder de un Celta que quiere volver a soñar a lo grande. Rápido, escurridizo y goleador, es siempre una amenaza para las defensas rivales.
Willian José.
El brasileño inicia su segunda campaña en la Real con el reto de superar su buen año pasado y convertirse en uno de los mejores delanteros del campeonato. Solo tiene 25 años.

El bagaje de los diez amistosos jugados está equilibrado, con tres triunfos, cuatro empates y tres derrotas. Ganó a los dos equipos más débiles a los que se enfrentó, al Elgoibar (0-5) y al Burgos (2-3), y también al Groningen (0-2) de la Eredivisie en la mejor tarde de este verano, en la que cuajó una primera parte sobresaliente el día en el que sus mejores piezas coincidieron por primera vez sobre el césped. Firmó empates con más claros que sombras contra el Saint-Étienne (1-1), Gerclerbirligi (1-1) y Watford (0-0), y otro que dejó bastantes más dudas por los errores cometidos atrás la semana pasada ante el Sporting (2-2). Por último, las derrotas ante el Girondins (1-0) y el Venlo (2-0) se produjeron con la segunda unidad, mientras que la sufrida contra el Feyenoord (1-0) ofrece una lectura más positiva porque dominó a ratos al campeón holandés en su casa.

Duelo entre estilos similares

En el Celta se estrena en el banquillo Juan Carlos Unzué, amigo personal de Eusebio, con el que compartió vestuario en el Camp Nou en su época de jugador y cuerpo técnico a las órdenes de Rijkaard. En estas primeras semanas el técnico navarro ha tratado de inculcar a sus jugadores una nueva receta basada en el gusto por la posesión, la salida de balón desde atrás, las triangulaciones, una presión elevada tras pérdida y una defensa adelantada.

Después de una pretemporada marcada por los empates, el cuadro vigués se dio un festín en Balaídos en la última prueba ante la Roma (4-1), al que goleó con sendos dobletes de Pione Sisto y Aspas, aunque perdió por lesión a Guidetti. Un aviso para una Real que en las tres últimas temporadas no ha marcado ningún gol en su estreno, ya que perdió en Eibar (1-0) en la 14/15, empató sin tantos en Coruña (0-0) en la 15/16 y cayó en Anoeta ante el Real Madrid (0-3) el año pasado.

Más

Fotos

Vídeos