Real Sociedad

'Blue Monday' blanquiazul

Piqué agarra a Willian José en una acción del partido de ayer en Anoeta./REUTERS
Piqué agarra a Willian José en una acción del partido de ayer en Anoeta. / REUTERS

De nuevo el equipo de Eusebio se viene abajo tras el descanso después de una gran primera mitad

PEDRO SOROETA

Hay una teoría por ahí que dice que el tercer lunes de enero, por diversos factores, es el día más triste del año. 'Blue Monday', dicen. Para la familia blanquiazul lo es. Su equipo volvió a perder, para caer hasta la decimoquinta posición, la peor en mucho tiempo. Ayer, en pocos minutos se pasó del sueño de ganar otra vez al Barcelona, cuando la Real ganaba 2-0, a la decepción de la derrota. De nuevo se pasó del todo al nada, de una primera parte primorosa en la que los de Eusebio debieron ponerse 3-0 -otra vez González González-, a una segunda mitad en la que los errores se pagaron en forma de goles. Una pena. Pero la Real falló de forma grave por lo menos en dos de los cuatro goles de un Barça que remontó sin hacer ningún tipo de alardes. Y volvió a caer. Guste o no guste, los problemas se acumulan. A la lesión de Zurutuza -se notó su marcha- se une ya el 'run run' que hay en Anoeta en torno a Rulli, lo que sin duda no va a hacer sino perjudicar al equipo. A los de Eusebio, como ayer, les cuesta una barbaridad completar 90 minutos a buen nivel. Últimamente solo aguantan medio tiempo. Y así es imposible.

Situación delicada

Aunque no son los puntos que perdió ayer, sino los que dejó de sumar frente a equipos inferiores los que le faltan, la Real cae un poco más en la tabla, colocándose en el decimoquinto lugar, un puesto impropio para un equipo con altas miras al comienzo de la temporada. Es obvio que Eusebio, por juego y resultados, se encuentra en el peor momento desde que llegó al banquillo blanquiazul. Su propuesta, alabada cuando tenía otros componentes como la velocidad, el cambio de ritmo o el dinamismo, parece ahora marchitarse partido a partido. Al juego realista le falta continuidad, consistencia, solidez desde hace meses, aunque a decir verdad, excepto en las tres primeras jornadas -y ojo, porque en aquellos partidos, a pesar de ganarlos también hubo lagunas importantes-, esta temporada no ha funcionado nunca como se esperaba. Hay un dato que lo resume todo y con el cual no hay ninguna excusa que valga. La Real ha sumado 14 puntos de los últimos 48 que se han puesto en juego. Es decir, 14 puntos en las últimas 16 jornadas, unos números alarmantes, de descenso, que deben ser corregidos de forma inmediata, antes de que el panorama sea todavía peor, que puede ser...

Las notas del partido

Lo mejor.
La Real brilló en la primera parte, en la que hizo tres goles legales al Barcelona
Lo peor.
Los de Eusebio bajan hasta la decimoquinta plaza antes de un partido crucial con el Celta
El dato.
A la Real no le faltan los puntos de ayer, sino los que perdió frente a equipos inferiores
La clave del partido.
El gol anulado a Willian por una falta que no hubo pudo poner el partido más de cara

Final ante el Celta

En este contexto, el once realista se apresta a jugar de nuevo en Anoeta, el domingo contra el Celta, en un partido que, guste o no guste, tiene ya trascendencia de final. Ahora mismo, por muy triste y duro que parezca la afirmación, en lo primero que hay que pensar es en salir de ahí abajo. La Real solo tiene por detrás a los tres equipos que bajan, más Levante y Alavés. Es lo que dicen los números, es lo que dice la clasificación. Por eso, lo del domingo contra el Celta es una final. A ver si San Sebastián trae nuevos aires y de este 'Blue Monday' pasamos a mejores situaciones frente al Celta. Porque de lo contrario...

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos