Real Sociedad

El Athletic se lleva a otros dos jugadores del Antiguoko

Julen Agirrezabala, en un torneo con la Real. / DONOSTIFOOTBALL
Julen Agirrezabala, en un torneo con la Real. / DONOSTIFOOTBALL

Al fichaje de Jon Guruzeta se unen ahora los del meta juvenil Julen Agirrezabala, al que quería la Real Sociedad, y del lateral zurdo cadete Lucas Alonso

M. ARTAZU SAN SEBASTIÁN.

El Athletic se está tomando cumplida venganza del fichaje por parte de la Real de Txirri hace un año. Su contratación permitió al club txuri-urdin poner una pica en territorio vizcaíno, por el conocimiento que este tenía del fútbol base y por haber ocupado durante años puestos de responsabilidad en Lezama, pero la respuesta rojiblanca ha sido contundente y ha atacado en el punto débil de cualquier club profesional, sus equipos convenidos.

La semana pasada este periódico informaba de que desde Ibaigane se había alcanzado un acuerdo con el juvenil del Antiguoko Jon Guruzeta, hermano de Gorka, máximo goleador del Bilbao Athletic en Segunda B, y que había lanzado sus redes sobre tres jugadores más del conjunto donostiarra. Pues bien, dos de ellos también han optado por cruzar la autopista y vestir de rojiblanco a partir de la próxima temporada.

Uno es Julen Agirrezabala (Errenteria, 2000), portero de la selección de Euskadi que milita en el División de Honor juvenil del Antiguoko. Es un jugador de mucha proyección que había llamado la atención de otros clubes profesionales. Destaca por sus reflejos bajo los palos, su seguridad en el juego aéreo y su precisión en los golpeos con la zurda. Y lo más importante, aún está sin hacer.

Llevaba los tres últimos años entrenándose en Zubieta y había participado en distintos torneos con la Real, que le había presentado una oferta para fichar la próxima campaña por su equipo juvenil. Sin embargo, el Athletic se ha llevado el gato al agua con una propuesta superior. Según una fuente cercana a la entidad vizcaína, le ha ofrecido un contrato por cuatro años, el primero en el División de Honor juvenil, el segundo en el Basconia y los dos últimos en el Bilbao Athletic.

El otro jugador del Antiguoko que se marcha a Bilbao es Lucas Alonso (Donostia, 2003), que actúa de lateral izquierdo en el Cadete de Honor. Hasta la temporada pasada se movía en posiciones de ataque, pero este año ha sido retrasado a la defensa y sus prestaciones no han pasado desapercibidas para los ojeadores rojiblancos en Gipuzkoa.

El Antiguoko lleva vinculado a la Real desde 2001, lo que pasa es que hasta los 16 años los jugadores quedan libres a final de temporada y si los padres deciden cambiar de aires no hay nada que la Real pueda hacer.

Necesitan la carta de libertad

No es el caso de Jon Guruzeta y de Julen Agirrezabala, que son juveniles y tienen ficha en vigor con el Antiguoko hasta 2019, por lo que necesitarían la carta de libertad de este club para jugar en el Athletic. La Real sí tendría algo que decir en este sentido, especialmente porque también pretende a los dos futbolistas, aunque lo tiene difícil si ambos están empeñados en marcharse.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos