Real Sociedad

Illarramendi: «Vamos a poner todo de nuestra parte para ganar un título este año»

El mutrikuarra Asier Illarramendi posa para la entrevista ayer en las inmediaciones de Zubieta./USOZ
El mutrikuarra Asier Illarramendi posa para la entrevista ayer en las inmediaciones de Zubieta. / USOZ

OSKAR ORTIZ DE GUINEA

Tras una breve desconexión navideña en Nueva York, Asier Illarramendi (Mutriku, 1990) se muestra optimista ante la reanudación de la competición. Aunque le gustaría ver a la Real con más puntos en la clasificación y viva en la Copa, se agarra a llegar «lejos» en la Europa League y regresar a una competición continental la próxima temporada.

- ¿Qué tal las vacaciones? Supongo que al menos bienvenidas...

- Las vacaciones siempre vienen bien. Desde la pretemporada no hemos tenido apenas descanso y viene bien recuperar fuerzas y energía de cara a la segunda vuelta.

- Ha estado en Nueva York, ¿qué t al la experiencia?

- Muy bien. Siempre había querido ir a Nueva York, y al tener unos días aproveché para viajar con un amigo (el analista realista Xabier Ruiz de Ocenda). Es una ciudad que tiene un montón de cosas por conocer y lo hemos pasado muy bien.

- Sergio Canales e Iñigo Martínez, también han estado en la ciudad de los rascacielos. ¿Quedaron algún día o se vieron por casualidad?

- Con Canales coincidí el último día en una torre y con Iñigo en el partido de la NBA entre los Knicks y Philadelphia. Estaba unas filas más atrás que nosotros pero no pudimos hablar.

- Tres jugadores de la Real viajan a Nueva York, ¿y no quedan un día? ¿Tan malas son las conexiones allí o tenían mucha necesidad de desconectar?

- (Ríe). Lo que pasa es que cada uno íbamos con una idea diferente. Ellos fueron con sus respectivas familias con un plan más familiar, y anduvimos más a nuestro aire.

«Soñamos con ganar un título con la Real; ¿este año? Ojalá, pondremos todo de nuestra parte»

«Me siento más a gusto de '4' que de '8', porque ahí puedo estar más en contacto con el balón»

«Vamos a echar de menos a Vela, pero él también va a añorar a este vestuario»

- Hablemos de fútbol. ¿Qué balance hace de esta primera parte de la temporada?

- Está claro que podía ser mejor. Nos gustaría estar más arriba en la clasificación y creo que hemos hecho méritos para ello, pero los resultados son los que son. Se nos han escapado bastantes puntos que en teoría teníamos que haber conseguido, sobre todo en casa. Estamos en mitad de la tabla, cerca de los puestos de arriba, y esperamos empezar bien el año para engancharnos arriba.

- Aunque tuvieran los mismos 23 puntos, ¿el balance sería diferente en caso no haber sacado resultados positivos ante el Athletic y el Sevilla?

- Seguro que sí, porque acabar bien te deja un mejor sabor de boca. Tras unos resultados que no habían sido buenos, el empate de San Mamés nos dio mucha fuerza y luego pudimos ganar a un buen equipo como es el Sevilla. Aunque todo está muy igualado en la zona media alta, perder con el Sevilla habría supuesto otro golpe moral. Pero haber sumado cuatro de los últimos seis puntos permite una lectura más positiva.

- ¿Debemos ser positivos y mirar para arriba de cara al futuro?

- La Real siempre debe mirar para arriba. Con alguno de esos puntos que hemos merecido hablaríamos de otra cosa. Hemos tenido un calendario cargado y quizá hemos estado más cansados en algunos momentos. Pero tampoco es una excusa porque tenemos una plantilla amplia y de calidad.

- En este sentido, no sé si por suerte o desgracia, pero hasta mediados de febrero solo van a tener que jugar un partido a la semana, y será una oportunidad que aprovechar...

- Así es, aunque lo que nos gustaría es haber podido seguir adelante en la Copa. La eliminación fue un golpe muy duro que, además, no esperábamos. Pero no nos queda otra que centrarnos en la Liga. De nada vale mirar atrás.

«Este año nos ha faltado regularidad, pero el equipo se identifica con la idea de Eusebio»

«Pese a caer con el Zenit o el Lleida, hay que creer en la Real; casi siempre hemos dado la cara»

- Aunque no valga de nada, ¿le han seguido dando vueltas en el vestuario a aquellos últimos minutos ante el Lleida y al hecho de no seguir en una competición que siempre ilusiona?

- A nadie gusta revivir los malos recuerdos. A nosotros no nos gustó nada acabar así la Copa y, al igual que los aficionados, estamos jodidos por la eliminación. Pero, como digo, no podemos mirar atrás.

- Hagamos memoria para repasar la temporada. Tres victorias en las tres primeras jornadas de Liga.

- Empezamos muy bien la temporada, jugando bien y sumando esos puntos, manteniendo un poco la buena dinámica del año anterior. Pero luego sufrimos un bache del que no podíamos salir y se nos fueron muchos puntos.

- ¿Por qué ese bajón, esos puntos cedidos ante equipos de la zona baja de la clasificación?

- A nivel de juego el bajón no fue tan grande. Es cierto que se nos fueron muchos puntos, pero en casi todos los partidos hemos dado la cara. Salvo en dos o tres partidos en los que no hemos estado a nuestro nivel, el equipo ha estado jugando bien, con un estilo reconocido. Pero la realidad es que estamos en la mitad de la tabla.

- ¿El objetivo sigue siendo Europa?

- Sin duda. El objetivo inicial era entrar en Europa y vamos a luchar por él. Falta mucho aún. El año pasado empezamos bien y terminamos haciendo una buena temporada. Y en esta creo que estamos dando un nivel parecido pero nos ha faltado rematar algunos partidos.

- Tras caer en Anoeta el Sevilla está a seis puntos y el Villarreal, sexto, a cuatro. ¿Hacen cábalas en el vestuario?

- Lo que vemos es que pese a los puntos que, como digo, hemos dejado escapar, salvo los cuatro primeros el resto de los equipos están ahí. Lo importante es tenerles cerca. Ojalá estuviésemos más arriba, pero lo importante ahora es no fallar y no perder esos puntos que se nos han ido en partidos claves.

- No hemos hecho referencia a la Europa League, una competición en la que desde el vestuario se ha llegado a hablar de títulos... Tras perder en casa ante el Zenit o el traspié ante el Lleida, ¿debemos seguir creyendo en la Real?

- Claro que sí. Hay que tener confianza en este equipo. Creo que han sido muy pocos los partidos en los que no hemos estado a nuestro nivel. La Europa League es un reto muy bonito y los jugadores vamos a poner todo de nuestra parte por llegar lo más lejos posible.

- Por de pronto, el próximo rival, el Salzburgo, parece asequible... ¿Qué opina de los austriacos?

- Si te soy sincero, no les conozco mucho pero ya nos pondrán vídeos para preparar el partido. Hicieron una buena primera fase, así que no serán malos, pero confío en nosotros y en que logremos superar la eliminatoria.

- Pese a los altibajos, la afición también confía, dado que ha agotado todas las entradas para Salzburgo y el club tratará de movilizar más seguidores.

- A los aficionados siempre hay que agradecerles que nos animen, sobre todo en desplazamientos tan largos. Para los jugadores es bueno sentirnos arropados.

- ¿Cómo ve a Eusebio?

- Bien, como siempre. Cuando vino a la Real trajo su idea de juego y el equipo la está llevando bien a cabo. Al principio nos costó asimilar sus ideas, pero perseverando la pasada temporada alcanzamos un nivel muy alto tanto a nivel de juego como de resultados. Este año igual no hemos sabido alcanzar esa regularidad, pero la idea sigue siendo la misma y el equipo se identifica con ella.

- Aunque el técnico siempre ha incidido en el hecho de perseverar en su idea, ¿han dudado de su plan en algún momento de zozobra?

- No. El equipo tiene mucha confianza en Eusebio y él también nos transmite lo mismo. Como he dicho antes, hemos perdido unos puntos importantes, a veces por errores, pero la sensación en cuanto juego en esos partidos no era mala.

Más

- A nivel personal, se le ve cómodo en el campo.

- Personalmente me encuentro muy a gusto. El entrenador me está haciendo jugar casi todos los minutos y en el campo estoy disfrutando. El único pero es que me gustaría estar más arriba en la clasificación.

- Al término de esta temporada, aguarda el Mundial. Tras contar para Julen Lopetegui en las últimas convocatorias, ¿piensa en Rusia?

- Es evidente que el Mundial está ahí, pero aún queda medio año. Soy consciente de que existe la opción de ir al Mundial, pero para ello debo hacerlo bien en la Real. Por el momento solo estoy centrado en dar la talla en la Real. Si lo consigo, ojalá sea suficiente para estar en el Mundial, algo que hace ilusión a cualquier futbolista.

- Aunque normalmente ha jugado de '4', también lo ha hecho más arriba en ausencia de Zurutuza. En ese debate sobre su posición, ¿dónde se siente mejor Illarra?

- Donde más estoy jugando es de '4', y me encuentro muy a gusto en esa posición, más que de '8', porque me permite estar más en contacto con el balón, que es lo que más me gusta. De '8' he jugado con Igor (Zubeldia) por detrás. Es diferente, porque miras más a la portería contraria y también tienes más libertad para hacer más cosas porque no tienes que estar tan pendiente de defender atrás. Ahí entras menos en contacto con el balón, pero también depende del tipo de partido, del rival y de los espacios que pueda dejar.

- Este año se le está viendo mirar más a la portería contraria, e incluso marcó un golazo con la selección a Israel. ¿Es circunstancial o algo premeditado?

- Yo diría que es más casualidad (ríe). Sí que es verdad que estoy chutando más desde el borde del área. Otros años llegaba a ese punto y buscaba el pase a algún compañero que estuviera en mejor posición, pero ahora estoy cogiendo más esa responsabilidad si veo la ocasión.

- En poco tiempo se han ido jugadores con peso en el vestuario como Markel, Mikel González, ahora Vela... ¿Siente la responsabilidad de que su voz gane posiciones en el escalafón?

- Lo que siento es que nos vamos haciendo viejos (sonríe), porque hay mucha gente joven en el vestuario. Solo tengo 27 años pero no hay muchos jugadores mayores que yo. Creo que es algo positivo en un club de cantera como la Real, que tenga tantos jugadores jóvenes y de nivel demuestra el buen trabajo que se hace desde abajo. Y los más veteranos debemos tratar de apoyarles.

- ¿Se han mentalizado para vivir sin Vela, que era una persona diferente dentro y fuera del campo?

- Vela es una persona muy alegre, alguien que siempre entraba al vestuario con una sonrisa. Es alguien especial porque siempre desprendía alegría y una persona así viene muy bien a cualquier vestuario. Le vamos a echar de menos, pero él también va a echar de menos a este vestuario.

- ¿Ve a alguien que pueda asumir ese rol de sacar una sonrisa en los malos momentos?

- De ese perfil, no. Porque Vela siempre está con una sonrisa en la cara. Esto no quiere decir que los demás no intentemos ser felices, pero tenemos otra mentalidad.

- ¿Tenemos un carácter más guipuzcoano?

- Eso es (sonríe).

- El próximo rival en Anoeta será el Barça y un mes después viajarán al Bernabéu. ¿Cómo ve la Liga tras el reciente clásico?

- El Barcelona tiene una ventaja muy amplia, pero el fútbol da muchas vueltas y tampoco se puede relajar y pensar que tiene la Liga ganada. El Real Madrid no se va a rendir. Ahora nos visita el Barça, que en los últimos años se nos ha dado bien y se ha dejado muchos puntos en Anoeta, e iremos a por ellos. El año pasado nos enfrentamos en la primera vuelta y empatamos, aunque hicimos méritos para haber ganado. En el Bernabéu no hemos sacado nada positivo en los últimos años, pero iremos a competir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos