Real Sociedad

La Real Sociedad quiere anunciar el fichaje de Asier Garitano esta misma semana

Asier Garitano y Real Sociedad
Asier Garitano, próximo inquilino del banquillo de la Real Sociedad, relevará a Imanol Alguacil. / JOSÉ MARI LÓPEZ

La complicidad entre Asier Garitano y la Real Sociedad es total pero aún hay cuestiones que resolver antes de sellar el acuerdo. Garitano vendrá solo, ya que la Real Sociedad se encargará de la confección del cuerpo técnico, y firmará en principio por dos años

MIGUEL GONZÁLEZSAN SEBASTIÁN.

La Real Sociedad anunciará esta semana el nombre del nuevo entrenador que, salvo sorpresa mayúscula que no se contempla, será el de Asier Garitano para las próximas dos temporadas. Este periódico ya informó hace ocho días tras la visita del Leganés a Anoeta que el de Bergara era el principal candidato al banquillo txuri-urdin y desde entonces los contactos entre ambas partes han sido tan intensos que solo resta llegar a un acuerdo definitivo y que se haga oficial. Para ello serán necesarios un par de días todavía para que todo cristalice después de que su nombre haya sido presentado al Consejo de Administración para su aprobación.

Asier Garitano ya estuvo el domingo pasado presenciando en directo el partido del Sanse en Fuenlabrada correspondiente al playoff de ascenso a Segunda División. En un club que da especial importancia a la cantera, la complicidad del entrenador del primer equipo con los jóvenes es imprescindible y por eso quiere ponerse al día cuanto antes.

La Real Sociedad tiene depositadas muchas esperanzas en Asier Garitano, con el que comparte buena parte de sus reflexiones acerca de la situación deportiva del equipo. En Anoeta ha sorprendido el alto conocimiento que Asier Garitano tiene de la Real Sociedad, al que además de enfrentarse en dos ocasiones durante el campeonato liguero, ha visto en numerosas ocasiones a través de la pequeña pantalla.

La Real Sociedad ha querido ir despacio en el proceso de selección de su nuevo técnico porque sabe que se juega mucho con su próximo proyecto y no quiere volver a patinar. Esta es la primera vez desde 2013 que tiene la responsabilidad de fichar entrenador a final de temporada con tiempo y quiere aprender de experiencias pasadas.

Hace cinco años Montanier anunció tras la consecución del cuarto puesto liguero que le clasificaba para la previa de Champions que aceptaba la jugosa oferta del Rennes y hacía las maletas. Entonces, condicionado por la necesidad de contar con alguien que tuviese conocimiento de la plantilla para salvar esa eliminatoria europea en agosto, se decidió que el candidato idóneo era Arrasate, como así quedó demostrado en el ejercicio 13/14.

En la Real Sociedad ha sorprendido gratamente el amplio conocimiento que tiene Asier Garitano de la plantilla

Es la primera vez en cinco años que la Real Sociedad dispone de tiempo para pensar en el perfil idóneo de su técnico

Antia ha sonado como su segundo entrenador de la Real Sociedad pero en principio parece que los tiros van por otro lado

Pero tras la marcha de Griezmann y Bravo en 2014, y con Illarramendi en el Real Madrid, a Arrasate se le atragantó el arranque del curso 14/15 y desde entonces la Real no ha podido escoger de una forma pausada y fruto de una reflexión tranquila a su entrenador ideal. Siempre ha ido a remolque cubriendo con el que llegaba las carencias del que salía. De hecho, los dos últimos vinieron a mitad de temporada y con la condición de seguir la siguiente, porque hoy en día nadie firma solo para unos partidos. Por eso en marzo la Real Sociedad decidió, entre otros motivos, apostar por Imanol. Porque sabía que estaba preparado para responder con garantías en las últimas nueve jornadas y que no iba a hipotecar la búsqueda del candidato idóneo para el ejercicio 18/19.

Olabe llegó hace dos meses para liderar ese proceso de reconstrucción y su primer cometido ha sido elegir al nuevo entrenador. Puso encima de la mesa distintos nombres y en estas semanas Aperribay y él se han ido reuniendo con los aspirantes. Muchas de esas conversaciones no han pasado de ser meros contactos para intercambiar impresiones acerca de la actualidad txuri-urdin y dejar abiertas vías para el futuro, algo muy común en el fútbol.

De todo ese trabajo previo salieron los nombres de Emery, Garitano y Gracia, aunque hubo reuniones con más personas que no llegaron a cuajar como futuros candidatos. Emery es el que mejor palmarés reunía pero no es fácil acceder al hombre que ha pilotado al PSG las dos últimas temporadas, con el que ha conquistado siete títulos. Parece que sus caminos no están llamados a no converger nunca, aunque la Real siempre ha sido consciente de que la viabilidad de esta opción era remota. Por mucho que Olabe sea amigo personal del hondarribiarra y este tenga mucho aprecio al club en el que se formó como futbolista.

Por ese motivo, y desde una perspectiva real, Asier Garitano siempre ha sido el candidato más viable de la Real Sociedad, sobre todo a partir de que se reunieron con él y profundizaron en su forma de entender el fútbol y la Real Sociedad. Garitano cumplía a la perfección con aquel mensaje que mandó Olabe a su llegada de contar con un entrenador que quisiera «crecer con nosotros». Los acontecimientos, además, se han ido sucediendo en los últimos días en esa línea. Su renuncia a continuar en el Leganés a partir del 30 de junio fue un guiño a la Real, porque encima de la mesa contaba con una buena oferta para continuar del conjunto pepinero, que le consideraba su buque insignia. Y no es fácil rechazar un banquillo de Primera cuando hace cuatro años entrenaba en Segunda B. Era señal de que las conversaciones iban por buen camino y de que su sueño de entrenar en casa tenía muchas posibilidades de hacerse realidad.

Las declaraciones de Asier Garitano en la visita a Anoeta con el Leganés, cuando calificó a la Real Sociedad de «un grande», permitieron comprobar que el interés blanquiazul cubría sus aspiraciones de dirigir a un equipo que tuviera opciones de pelear por algo más que el ascenso. Ahora, con las dos partes confluyendo hacia un mismo destino, queda por atar distintas cuestiones, tanto contractuales como deportivas, antes de que todo se haga oficial. En principio, a finales de esta misma semana, que es cuando el club quiere anunciar a su entrenador.

Garitano no vendrá con ayudantes a la Real Sociedad

Asier Garitano llegará solo a la Real Sociedad, que será la encargada de confeccionar el cuerpo técnico con el que arroparle en su primera experiencia profesional en Gipuzkoa. Olabe lleva muy avanzado ese trabajo, aunque todavía es pronto para avanzar detalles. Mikel Antia es el nombre que más ha sonado como su segundo entrenador, aunque los tiros no irían por ahí precisamente según ha podido saber este periódico. Al menos en este momento. La Real Sociedad quiere conformar un staff técnico potente que responda a las exigencias de la alta competición y que sea patrimonio de la entidad, no del entrenador.

En cualquier caso, y una vez concluido el campeonato liguero, irán conociéndose más detalles acerca del futuro proyecto deportivo que tiene como objetivo recuperar la ilusión del aficionado tras un año lejos de las expectativas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos