Real Sociedad

Aritz y Navas, la apuesta para Vigo

Aritz sigue con la mirada el balón durante un ejercicio en Zubieta junto a Canales, Oyarzabal, Eusebio y Bautista.
Aritz sigue con la mirada el balón durante un ejercicio en Zubieta junto a Canales, Oyarzabal, Eusebio y Bautista. / ARIZMENDI

El resultado de la resonancia magnética a la que fue sometido el de Ondarroa, que sigue ejercitándose al margen del equipo, se conoce hoy. El beasaindarra apunta a titular contra el Celta si Iñigo no se recupera para el estreno liguero

AXEL GUERRASAN SEBASTIÁN.

A Aritz Elustondo (Beasain, 1994) este verano le ha cambiado el semblante. Se le ve más sonriente y alegre, señal de que las cosas le van mejor que la pasada campaña, en la que apenas tuvo protagonismo en el equipo.

Su buen rendimiento ha sido una de las noticias positivas de la pretemporada y se nota en el juego que está desplegando el beasaindarra, que se ha asentado como central diestro. Tal es así, que Eusebio Sacristán valora alinearlo de inicio ante el Celta de Vigo el sábado en Balaídos (18.15 horas), si Iñigo no se recupera de las molestias musculares en el glúteo izquierdo que padece desde el domingo y que le han impedido trabajar con el equipo durante toda la semana.

acumula Aritz durante la pretemporada.
En esta faceta, es el segundo por detrás del malagueño Juanmi.
ha jugado el beasaindarra de los diez que ha disputado la Real
Ante el Burgos estuvo en el banquillo, pero no llego a salir.

El de Ondarroa fue sometido ayer a una resonancia magnética para conocer el alcance de su lesión. El resultado definitivo de la prueba se sabrá hoy, pero su participación el sábado está prácticamente descartada. En caso de confirmarse este punto, Elustondo es el que partiría con más boletos para acompañar a Raúl Navas en el eje de la zaga. El sevillano dejaría su posición habitual en la derecha y pasaría a jugar a pierna cambiada en la izquierda.

Formaron la pareja titular de centrales ante el Saint Étienne, Watford y Sporting

El defensa guipuzcoano habría tomado la delantera a Diego Llorente en el estreno liguero. El central madrileño ha sufrido varios contratiempos durante el periodo de preparación -molestias en el tobillo derecho y en el hombro izquierdo- que le han impedido participar en la mitad de los encuentros preparatorios que ha disputado el club blanquiazul. Esto ha provocado que la preparación de Navas y Aritz vaya un punto por delante del jugador procedente del Real Madrid. No obstante, Eusebio podría decantarse a última hora por alianear a Llorente.

Pero el beasaindarra se ha propuesto dar un paso adelante para dejar atrás los problemas que pasó la pasada cuando estaba previsto que fuera uno de los centrales del equipo y tuvo que alternarlo con lateral en algunas ocasiones. Fue una conversión que le costó mucho asimilar y no llegó a hacerse con ningún puesto. En total, disputó 12 partidos (9 de Liga y 3 de Copa) y acumuló 715 minutos, lejos de los 34 encuentros y 2936 minutos que sumó en la 15/16. En la 14/15, la de su debut, disputó 6 partidos y 499 minutos.

Cómodo de central

Desde que comenzó la preparación veraniega el 7 de julio, ha llamado la atención el aplomo con el que está jugando Aritz. Se le ve cómodo y afianzado en el puesto de central derecho. Agresivo en las disputas, férreo en defensa y saliendo con criterio a zonas intermedias. Además, con el balón en los pies se ha mostrado mucho más tranquilo y preciso que en temporadas anteriores, una de las facetas que tenía por mejorar. Fruto de ello, ha protagonizado buenos cambios de orientación de banda para superar la presión rival.

Cuando en los partidos de pretemporada se ha incorporado al ataque, no ha perdido la valentía que siempre le ha caracterizado, sobre todo en las jugadas a balón parado. Además, se ha mostrado con el descaro y la confianza necesarias para intentar marcar con algún disparo lejano que se fue fuera por poco.

El año pasado, la Real venció los dos partidos que disputaron juntos en el centro de la zaga

El buen momento que atraviesa Aritz ha tenido su recompensa en forma de minutos de juego. El beasaindarra es el segundo jugador que más ha jugado durante la pretemporada (527), tras haber participado en nueve de los diez encuentros preparatorios que ha disputado la Real.

En el único que no participó fue ante el Burgos en El Plantío. Aquella tarde, Llorente e Iñigo formaron la pareja de centrales titulares. El vizcaíno disputó los noventa minutos y el madrileño fue sustituido por Navas en el minuto 65.

Si el rendimiento del beasaindarra ha sido bueno, el de Navas se ha mantenido en el mismo nivel que protagonizó la temporada pasada, demostrando que es un jugador de garantías y jerarquía. Este verano, lo ha hecho desde el puesto de central izquierdo, una posición que a pesar de no ser la suya, sabe desenvolverse con soltura por su manejo de las dos piernas.

Iñigo Martínez sufrió a comienzo de pretemporada una rotura fibrilar en su glúteo derecho que le impidió viajar a Ermelo y provocó que se perdiera gran parte de los encuentros amistosos. El primero que jugó fue ante el Burgos hace ocho días. Hasta entonces, fueron Navas y Llorente -cuando estuvo disponible- los que ocuparon la posición del vizcaíno. El madrileño también se desenvolvió en ocasiones por la derecha.

El 22 realista, a pesar de jugar a pierna cambiada, se ha vuelto a mostrar durante toda la preparación como un futbolista solvente para sacar el balón jugado en el inicio del juego, una cualidad que valora especialmente el técnico blanquiazul. Al igual que Aritz, el sevillano, con 403 minutos, es uno de los jugadores más empleados por Eusebio. Llorente, en cambio, suma 264 e Iñigo apenas 117, tras jugar 90 ante el Burgos 27 ante el Sporting de Gijón en La Balastera de Palencia.

El choque ante los asturianos fue el último que disputaron los realistas antes de comenzar a preparar el estreno ante el Celta y entonces la zaga titular estuvo formada por Odriozola, Aritz, Navas y Kevin. Una formación a tener en cuenta, ya que los entrenadores suelen aprovechar el último encuentro de preparación para dar más minutos de juego al once tipo que puede jugar de salida en la primera jornada de Liga. El encuentro finalizó con empate a dos después de que los goles rojiblancos llegasen tras un error en un balón retrasado de Illarramendi y en otro en el que balón se le escapó a Rulli.

La de Palencia no fue la única ocasión en la que estos cuatro jugadores formaron de inicio. Ya lo hicieron el 5 de agosto ante el Watford en Vicarage Road (0-0). El conjunto inglés estaba entonces a una semana de comenzar la Premier League y resultó una buena piedra de toque para los realistas, que supieron fajarse en un intenso ensayo. Aquella tarde, Kevin Rodrigues, la apuesta del club para cubrir la marcha de Yuri, fue uno de los más destacados.

En el encuentro ante el Saint Étienne en Biarritz (1-1) formaron tres de los cuatro. Gorosabel, que rindió a gran altura, jugó en el lugar de Odriozola. El donostiarra se encontraba de vacaciones tras haber disputado el Europeo sub-21 de Polonia y no se incorporó al equipo hasta la pretemporada en Holanda.

La campaña pasada Aritz y Navas ya tuvieron la oportunidad de jugar juntos como centrales. En las dos ocasiones la Real logró la victoria. La primera fue ante Osasuna en Anoeta. El beasaindarra ocupó el puesto de Iñigo, que no pudo jugar ante los navarros tras haber sido expulsado una semana antes ante el Real Madrid en el Bernabeú. La segunda, ante el Valencia en Mestalla. Navas e Iñigo iniciaron el partido, pero el ondarrutarra tuvo que dejar su puesto a Aritz en el descanso tras sufrir una rotura de fibras. Aquella noche, la Real ganó 2-3. Además, en los dos partidos el lateral derecho fue Odriozola.

Plan de trabajo

La Real levará a cabo dos sesiones de trabajo más antes de jugar ante el Celta. La primera será hoy en Zubieta (11.00 horas) y se celebrará a puerta cerrada. Mañana se ejercitará a partir de las 12.00 horas antes de partir hacia Vigo.

Más

Fotos

Vídeos