Real Sociedad

Aritz y Llorente se perfilan como los centrales para jugar contra el Rosenborg

Llorente, junto a Pardo, al saltar al campo de Zubieta. / ARIZMENDI
Llorente, junto a Pardo, al saltar al campo de Zubieta. / ARIZMENDI

La resonancia descarta «lesiones estructurales de gravedad» en la rodilla de Iñigo, pero tiene difícil llegar al jueves al debut europeo

AXEL GUERRA SAN SEBASTIÁN.

No está siendo un inicio de temporada sencillo para Iñigo Martínez. El de Ondarroa, que se perdió los dos primeros partidos ante el Celta de Vigo y el Villarreal por una rotura muscular, tuvo que ser sustituido en Riazor en el minuto 66 con un fuerte golpe en su rodilla izquierda, tras una acción en la que se lanzó al suelo para despejar un balón dentro del área y el deportivista Fede Cartabia dejó el pie.

El central fue sometido ayer a una resonancia magnética en la que no se observaron «lesiones estructurales de gravedad». Antes de pasar la prueba médica, el jugador estuvo en Zubieta para ser tratado por los fisioterapeutas del club. El golpe que recibió no reviste gravedad, pero es muy doloroso. Su incorporación al grupo dependerá de la evolución que experimente en los próximos días.

Así las cosas, se antoja complicado que pueda llegar para el partido de debut en la Europa League ante el Rosenborg pasado mañana en Anoeta (21.05 horas).

Sin Iñigo y con Raúl Navas de baja por la fractura de dos vértebras que se produjo ante el Villarreal, Aritz y Diego Llorente son los dos únicos centrales con los que cuenta Eusebio para jugar contra los noruegos. El beasaindarra, que también tuvo que ser atendido por los fisioterapeutas en Riazor tras recibir un golpe fortuito de Illarramendi, sufre una contusión en su rodilla derecha que no reviste gravedad.

Llorente fue el encargado de sustituir a Iñigo en Riazor. De esta manera, sumó sus primeros minutos como jugador txuri-urdin. Rindió a buen nivel durante la media hora que estuvo en el terreno de juego y marcó el gol que rompía el empate a dos. Mejor debut no pudo tener.

Aritz se mantuvo en el flanco derecho y el madrileño se situó como central izquierdo, en una posición que no es extraña para él. Su polivalencia y buen manejo de las dos piernas le permiten jugar bien como central derecho o izquierdo, según las necesidades del equipo.

Aritz y Llorente ya formaron pareja en tres partidos de pretemporada. En el primer amistoso del verano ante el Elgoibar, frente al Girondins en Gal y contra el Groningen en Haren. Aquella tarde el dúo de centrales titulares la formaron Navas y Llorente. Aritz entró en el descanso por el andaluz y jugó con el madrileño un cuarto de hora, hasta que fue sustituido por Agirretxe.

Más

Fotos

Vídeos