Real Sociedad

Aritz Elustondo, jugador de la Real Sociedad: «No sé dónde acabaremos, pero este grupo tiene mucha ambición»

Elustondo posa ante el escudo de la Real en las instalaciones de Zubieta.
Elustondo posa ante el escudo de la Real en las instalaciones de Zubieta. / ARIZMENDI

Aritz se ha hecho un sitio en el centro de la zaga y la lesión ahora de Navas le ofrece más opciones de seguir en el once. «No pienso en eso y sí en seguir sumando», asegura

ÁLVARO VICENTESAN SEBASTIÁN.

Aritz Elustondo (Beasain, 1994) está siendo una de las sorpresas agradables de este arranque de temporada por su capacidad para adaptarse a la posición de central y conseguir dar un paso al frente después de vivir en un segundo plano en la pasada campaña, en la que apenas jugó y en la que pasó el duro trago de perder a su aita. No se pone techo. «Somos ambiciosos. Vamos a por todas en las tres competiciones: Liga, Copa y Europa League», dice.

- ¿Haber podido mantener el bloque es la explicación para que la Real haya empezado tan bien la temporada?

- Tiene mucha culpa. La mayoría de los jugadores seguimos en la plantilla, sabemos lo que quiere el míster desde hace tiempo y eso siempre es un plus respecto a otros equipos de la Liga que todavía están encajando las piezas, que están tratando de saber qué quiere su entrenador. Nosotros hemos sabido aprovecharnos de esa circunstancia para arrancar la competición con buen pie.

«El entrenador tiene mucho y bueno donde elegir cada semana. Es lo mejor para todos»

- Y, curiosamente, lo han hecho con las tres caras nuevas que han llegado en verano fuera del once titular: Llorente, Januzaj y De la Bella.

- Se entiende que han llegado para dar un salto de calidad, lo normal es que antes o después acaben jugando de inicio, pero empezar bien sin ellos en el equipo confirma lo que ya sabíamos: tenemos una plantilla amplia en la que cualquiera tiene opciones de jugar y hacerlo bien con un estilo que es innegociable para el entrenador.

- La primera parte ante el Villarreal fue sobresaliente. ¿Les ha sorprendido a ustedes el alto nivel de juego ofrecido tan pronto?

- Probablemente nos ayudó mucho adelantarnos pronto en el marcador. El equipo demostró tener muchísima confianza. Nos salió bien todo lo que intentamos y además nunca nos conformamos, quisimos marcar un segundo y después un tercero. Este grupo demostró tener calidad y ambición.

- Insisto, ¿llega a asustar estar a ese nivel en la segunda jornada?

- Todo lo contrario, lo que hace es alegrarnos y confirmar que estamos haciendo las cosas bien, algo muy importante para nuestra confianza. Estamos muy contentos porque mejor no se puede empezar, en el vestuario se palpa alegría, pero también tenemos presente que solo se han jugado 180 minutos, que queda una eternidad y que habrá que superar también momentos de dificultad.

- ¿Dónde estaba usted hace catorce años cuando la Real se puso líder por última vez?

- (Se lo piensa). ¿Con Nihat y compañía? Todavía no había pisado Anoeta y seguro que estaba viendo el partido por televisión como un seguidor más. Que haya pasado tanto tiempo desde que la Real fue líder de Primera por última vez significa que no es fácil conseguirlo. Estamos en la jornada dos, esto acaba de empezar, pero vernos arriba por encima de los diecinueve rivales es una alegría para el cuerpo, además hemos tenido la oportunidad de gozar de la primera plaza durante dos semanas por el parón de Liga. No sé dónde acabaremos, pero ambición no le falta a este grupo.

- El partido en Riazor, el domingo que viene, es el arranque de un calendario cargado con siete choques en veinte días.

- Solo pensamos en Riazor. El año pasado nos llevamos un buen saco (1-5) y hay que prepararlo bien. En Primera no te puedes relajar con ningún equipo porque a la mínima te hacen un roto.

- No me diga que no piensan en el estreno en la Europa League.

- Claro que lo tenemos muy presente, a todos nos apetece jugar competición europea, pero no miento si digo que solo nos centramos en el siguiente partido. Es la fórmula que mejor resultado nos ha dado y no hay motivo para cambiarla.

- (Hace una pausa)

- La Real se ha caracterizado por ser un equipo fuerte en casa en la última temporada y es lo que hay que seguir haciendo. No hay nada mejor que ganar en Anoeta y hacer feliz al aficionado. Hacerte fuerte en casa permite viajar más liberado, sin tanta presión, lo que a su vez hace que juegues con más confianza. Ojalá podamos sumar tantos puntos fuera de casa como hicimos en la pasada Liga.

- ¿Este septiembre va a ser la primera prueba para comprobar la profundidad de la plantilla?

- Puede ser una buena piedra de toque, pero tampoco va a servir para sacar conclusiones. Tenemos una plantilla amplia, con al menos dos jugadores por puesto, y tiene que ser suficiente para afrontar todas las competiciones. Jugar en Europa ya sabemos qué significa, hay que estar preparados para competir un partido detrás de otro. Yo prefiero eso que no jugar entre semana.

«Necesitaba un partido como el de Villarreal, sentirme futbolista tras un año pasado muy duro»

- ¿La plantilla es amplia como dice?

- Sí, sí, sí. Lo normal es que antes o después todos tengamos oportunidades de jugar. No hay más que ver los entrenamientos: nadie da un balón por perdido porque entrar en el once está muy caro. Si el equipo funciona es porque trabajamos bien durante la semana. Es lo mejor que le puede pasar a un equipo, que cada semana el entrenador tenga mucho y bueno donde elegir.

- En su caso, ha jugado ya dos partidos completos cuando en la pasada temporada participó en nueve.

- Necesitaba un partido como el de Villarreal porque el año pasado, tanto en lo personal como en lo futbolístico lo pasé muy mal. Fue un año muy duro. Necesitaba sentirme futbolista, sentirme a gusto en el campo y con confianza. También sé que del pasado no se vive en esta profesión y que debo seguir mejorando.

- ¿Se replanteó muchas cosas en ese momento en el que lo pasó tan mal?

- Me entraron las dudas. Supongo que será lógico. En mi caso puedo decir sin ningún rubor que he sufrido mucho con la muerte de mi padre. Hubo meses en los que no me veía capaz de alcanzar el nivel futbolístico que había demostrado en la Real, me costaba centrarme. Me llegaba el balón y no me sentía con la confianza de hacer cosas. Seguramente la asistencia de campo a campo que le di a Juanmi en el tercer gol ante el Villarreal no lo hubiera hecho hace meses. Esté donde esté, sé que a mi padre lo que más orgulloso le hubiera hecho es que siguiera trabajando fuerte por hacerme un sitio en el equipo porque el sacrificio y el esfuerzo es algo que siempre nos inculcó en casa. Es lo que he hecho, llegar este verano con una nueva mentalidad, tratar de demostrar en pretemporada que valgo y que soy capaz de sobreponerme a un mal trago con trabajo y tesón. Estoy súper contento porque me he sentido otra vez futbolista de élite y he podido ser titular en estos dos primeros partidos de temporada.

- ¿Ver que canteranos como Zaldua, Gaztañaga o Markel tienen que salir en busca de minutos da más valor a su resurrección?

- En Primera nadie regala nada. Siempre se dice que lo más difícil no es llegar sino mantenerse y es cierto. Da pena que gente que lleva muchos años en Zubieta tenga que salir, pero soy de los que creo que el fútbol no se acaba en la Real, hay vida más allá. A Markel y Gazta les deseo la mejor de las suertes; en el caso de Joseba (Zaldua) se ha ido para volver.

- ¿Dónde se siente más cómodo? ¿Como central o lateral?

- Siempre respondo lo mismo: lo que me gusta es estar en el once.

- Pero es obvio que cambia jugar en una posición u otra.

- Bastante.

- ¿Qué cambia para usted?

- Es cuestión de cambiar el chip. De central, quizás, se puede decir que me tengo que contener a diferencia del lateral en el que la tendencia es ir hacia arriba. De central sabes que no puedes fallar porque eres el último y cualquier error se paga caro. La misión principal es frenar a los delanteros rivales.

- ¿Cuánto ayuda tener a Illarramendi y Odriozola cerca?

- No solo ellos, también a Raúl (Navas), Diego (Llorente) e Iñigo. Ante todo somos un equipo, unos con más experiencia y otros con menos. Da gusto trabajar con ellos.

- Tengo la sensación de que está más fuerte, más definido. ¿Estoy en lo cierto?

- Estoy trabajando para tener más fuerza, para pegarme con delanteros que son tanques en algunos casos. Mis horas de gimnasio me está costando.

«No me veía capaz de alcanzar el nivel futbolístico que había demostrado en la Real»

- Navas se va a perder los próximos partidos por lesión, así que son tres para dos puestos.

- Es una pena porque lo estaba haciendo muy bien, viene jugando a gran nivel desde el año pasado, pero hay que pensar que estamos más gente en esa posición. Hay que ser consciente de que las lesiones son parte del fútbol. La continuidad de Iñigo es una grandísima noticia para la Real porque es un jugadorazo y le necesitamos. Y qué decir de Diego, se ha adaptado a las mil maravillas.

- ¿Qué lectura hace de los rivales que les han tocado en suerte en la Europa League: Rosenborg, Zenit y Vardar?

- Nos han tocado viajes largos, pero estábamos concienciados. El Zenit tiene mucho nombre, y los otros dos vienen de eliminar al Ajax y Fenerbahçe. No vamos a llorar. Jugar en Europa es esto. Somos la Real, tenemos muchas ganas, somos ambiciosos y cada partido que jugamos lo afrontamos para ganar. Seguro que a ellos no les ha hecho ninguna gracia enfrentarse a la Real. Haremos todo lo posible para pasar la fase de grupos.

- La semana que viene ya empieza, reciben al Rosenborg.

- Empezar ganando la fase de grupos va a ser importante para coger confianza y moral, para decirnos '¿por qué no soñar?'. Estamos concienciados para competir al máximo en Liga, Copa y Europa League.

- ¿El Vardar será el juez del grupo?

- Nunca se sabe, no me gusta hacer cábalas. Lo único que podemos controlar es lo que hagamos nosotros. Ya sabemos cuál es la receta: trabajo, concentración e intensidad.

- Para ese partido ante el Rosenborg el fondo en obras de Anoeta estará cubierto por una lona, salvo sorpresa. ¿Afectará atacar a una pared?

- En el partido ante el Villarreal ya nos estrenamos con el fondo del velódromo vacío, se hizo raro en los primeros minutos, pero se compensaba con los aficionados repartidos en los laterales en las zonas en las que suele haber huecos. No se notó mucho, además el aficionado apretó lo suyo. La acústica de Anoeta es buena.

- ¿Qué equipo de la Liga tiene buena pinta esta temporada más allá de los grandes?

- Es pronto. No se puede juzgar todavía a los equipos. El Girona, un recién ascendido, ha empezado bien.

- ¿Qué le dicen los traspasos millonarios de este verano?

- El fútbol se nos está yendo de las manos. No soy partidario de pagar esas cifras. Por suerte la Real sabe cuál es su filosofía, su camino, y es una gozada ver que en el once titular hay un montón de canteranos y que cada año suben nuevos al primer equipo.

Más

Fotos

Vídeos