Real Sociedad

Siempre listo para la batalla

derbi real athletic
Trabajador. Aritz Elustondo pugna con Córdoba en un momento del derbi de ayer en Anoeta. / JOSÉ MARI LÓPEZ

Aritz Elustondo volvió a ser titular en el lateral derecho de la Real Sociedad y cuajó otro encuentro sin fisuras en el derbi

BORJA OLAZABAL

Se puede ser futbolista de muchas maneras. Te puede tocar ser una estrella que solo con el nombre es titular y que se dedica a dejar destellos de calidad allá por donde pasa. O se puede ser un guerrero que tiene que poner toda su alma a cada oportunidad que se le presenta.

Curiosamente, esos que tan grande tienen el ego suelen ser los que más rápido desaparecen en los malos momentos. O los que se enfadan cuando no tienen todos los minutos que les gustaría. En el segundo grupo, sin embargo, aparecen los que están preparados para la batalla siempre que sus colores le necesiten.

Tiros
2
Tiros a puerta
1
Pases buenos
20
Pases fallados
11
Faltas cometidas
2
Balones recuperados
2
Despejes
2
Intercepciones
3

En ese ejército es en el que está Aritz Elustondo. Deslumbró en el año de su debut y lo jugó casi todo una temporada después, pero con Eusebio en el banquillo lo pasó mal. Tanto es así que el curso pasado solo disputó nueve encuentros y este año, aunque había participado más, ha tenido que esperar a la llegada de Imanol para volver a sentirse un hombre importante.

Y nunca se ha quejado. Siempre ha estado ahí cuando se le ha necesitado y ayer volvió a demostrarlo. Se encuentra a gusto en el cuerpo a cuerpo y se centra en estar bien atrás, pero en cada subida por banda también crea peligro. En el derbi dobló por primera vez a Januzaj en el minuto catorce y lo hizo para sacar un córner a favor. Todo con criterio. Está donde tiene que estar.

Mano a mano con Iñigo

En el 33 salvó a su compañero Navas. El sevillano dejó un balón muerto en el área, pero Elustondo apareció al cruce para evitar que Williams llegara a la pelota y se quedara solo ante Moyá. Solo un minuto después estaba en el área contraria, preparado para rematar un córner. Y casi marca gol. Se adelantó a sus rivales en el primer palo y obligó a Kepa a realizar un paradón. Y por si con todo fuera poco, le tocó marcar a Iñigo Martínez en los córners. No dejó que el ondarrutarra estuviera cómodo. Impidió que mostrara su poderío en el remate.

Hay jugadores que se marchan y otros que se quedan. Los que se quedan son los nuestros y que todos los nuestros se parezcan mucho a Aritz Elustondo.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos