Antigua, amodorrada y romántica

Iñaki Izquierdo
IÑAKI IZQUIERDO

La Real irá a jugar a fútbol a Austria. Hoy parece poca cosa, pero el equipo blanquiazul rendirá visita a una de las grandes escuelas históricas del fútbol. En la Europa de entreguerras, en los años 30, mucho antes de que Holanda patentara el nombre, en los cafés de Viena se inventó el fútbol total.

La selección austriaca se conocía como el Wunderteam, el equipo maravilloso, que elevó la estatura del juego hasta límites desconocidos. El periódico 'Arbeiterzeitung' -socialdemócrata y desconfiado respecto al deporte y al nacionalismo de la época- escribió tras una victoria sobre Escocia: «Once jugadores. Siempre hay algo más importante en la vida, pero fue, en última instancia, un tributo al sentido de la estética vienés, a la imaginación y a la pasión».

La Real no jugará en Viena, aunque sí en Salzburgo, «una pequeña ciudad antigua, amodorrada y romántica», según escribió uno de sus vecinos más ilustres, Stefan Zweig, en su maravilloso 'El mundo de ayer'. Entonces, la ciudad que en febrero visitarán las gentes blanquiazules, era «el centro de peregrinaje artístico de Europa».

Hoy, su equipo no le hace honor a la ciudad. Retirada, tras siglos de estar en todos los líos, del curso de la historia, Austria ya no es el centro de Europa que tanto valoraba Zweig, ni el Red Bull Salzburg alcanza los ideales estéticos de sus bisabuelos. De hecho, ha espantado a sus propios aficionados, que no creen en el modelo implantado por la firma de bebidas energéticas. Los irreductibles formaron un club alternativo con el color morado original, el resto prefiere directamente al Bayern de Múnich. En la época de Zweig, «a dos horas y media en tren» y hoy a poco más una hora por autopista.

Salzburgo tiene todas las características de una ciudad poco futbolera. Refinada, culta y ajena a los vaivenes de las modas, otra forma de decir antigua, amodorrada y romántica. Un destino ideal para que la Real intente escribir una nueva línea en su historia. Los octavos de la Europa League son un territorio adecuado para un club de la dimensión, las ambiciones y la categoría del blanquiazul. El sorteo de ayer le da la opción de hacerse justicia a sí misma. Y, por qué no, de tomarse un expreso en el Café Tomaselli.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos