Real Sociead

Dos años sin Agirretxe

Agirretxe corre en compañía del preparador físico Karla Larburu ayer en Zubieta./JOSE MARI LÓPEZ
Agirretxe corre en compañía del preparador físico Karla Larburu ayer en Zubieta. / JOSE MARI LÓPEZ

El delantero de Usurbil, que tiene el alta médica, trabaja estos días en Zubieta para estar en las mejores condiciones. Ha jugado cuatro partidos de Liga desde que cayó lesionado en el Bernabéu el 30 de diciembre de 2015

AXEL GUERRASAN SEBASTIÁN.

Año nuevo, vida nueva, dice el refrán y es lo que Imanol Agirretxe pretende hacer realidad en 2018. El delantero quiere dejar atrás definitivamente las lesiones y los problemas físicos que durante los dos últimos años le han mantenido alejado de los terrenos de juego y volver a estar disponible para cuando Eusebio quiera echar mano de él. En todo este tiempo, el de Usurbil solo ha podido disputar cuatro partidos de Liga.

El calvario de Agirretxe comenzó el 30 de diciembre de 2015 en el Santiago Bernabéu cuando fue arrollado por Keylor Navas dentro del área madridista. Entonces el nueve realista atravesaba uno de sus mejores momentos como futbolista profesional, después de marcar doce goles en catorce partidos. La entrada del portero dañó los ligamentos de su tobillo izquierdo y en primera instancia se decidió seguir un tratamiento conservador. Transcurrido un mes la evolución no era favorable y el club optó por consultar con varios expertos que recomendaron seguir con el tratamiento conservador, hasta que en marzo se comprobó que el jugador seguía con problemas de movilidad en la articulación. Entre tanto, el futbolista forzó para jugar ante el Málaga en Anoeta el 28 de febrero de 2016. Los quince minutos que estuvo sobre el césped le bastaron para marcar el gol del empate. Fue el último que ha logrado en un partido oficial.

Cronología

30 de diciembre de 2015
Cae lesionado en el Bernabéu tras una dura entrada de Keylor Navas.
11 de abril de 2016
Es intervenido de su tobillo izquierdo al no funcionar el tratamiento conservador.
Julio de 2016
La recuperación sufre un frenazo y el club se pone en manos del doctor Van Dijk, quien inicialmente diseña un segundo tratamiento conservador.
16 de septiembre de 2016
Tampoco funciona y es operado por el propio Van Dijk, quien le extrae un pequeño fragmento óseo del tobillo que le limitaba la movilidad de la articulación y le producía el dolor.
10 de noviembre de 2016
El delantero recibe el alta médica.
24 de noviembre de 2016
Refleja molestias en el peróneo que le impiden trabajar con normalidad.
10 de febrero de 2017
Inicia un nuevo tratamiento que incluye infiltraciones locales
8 de agosto de 2017
Reaparece después de 19 meses y marca un gol al Groningen
5 de octubre de 2017
Sufre una rotura severa en el muslo de la pierna izquierda.
18 de diciembre de 2017
Recibe el alta médica.

El 11 de abril fue intervenido en Madrid por el doctor Manuel Monteagudo, que detectó una inflamación del tobillo. El plazo medio de recuperación es de tres meses, pero en el caso del txuri-urdin no se cumplió. Las molestias no remitían a pesar de que Agirretxe se quedó sin vacaciones y pasó el verano de 2016 trabajando en Zubieta.

El siguiente paso que dio la Real fue acudir a la consulta del prestigioso doctor Van Dijk. El médico holandés es especialista en rodilla y tobillo y con anterioridad había tratado a futbolistas como Cristiano Ronaldo, Danilo o Van Persie, por ejemplo. Nuevamente se optó por la vía conservadora. El club se dio un plazo de un mes para valorar la situación del futbolista y optar por otra solución en caso de que no hubiera una mejoría.

El 16 de septiembre Agirretxe fue operado por Van Dijk, que encontró «un pequeño fragmento óseo avulsionado» durante la intervención. Desde entonces, las molestias desaparecieron y la evolución fue positiva hasta que el 10 de noviembre recibió el alta médica.

Agirretxe comenzó a trabajar con sus compañeros y cuando estaba cerca de volver a entrar en una convocatoria, sintió unas molestias en los músculos peroneos del tobillo izquierdo que inicialmente se atribuyeron a las clásicas sobrecargas de un futbolista que lleva tiempo sin ejercitarse a alta intensidad.

El 10 de febrero de 2107 el club emitió un comunicado médico en el que anunció que iniciaba un nuevo tratamiento con infiltraciones locales y fisioterapia durante, al menos, un mes y medio.

A finales de marzo el futbolista pudo calzarse las botas por primera vez desde diciembre y golpea con suavidad el balón. El 12 de abril el delantero volvió a entrenarse con sus compañeros. Habían pasado cinco desde que lo hiciera por última vez.

Cada día se encontraba mejor y el último mes de competición de la pasada Liga terminó entrenando como uno más de la plantilla. Con esas buenas sensaciones se marchó de vacaciones, para volver a la pretemporada «con la ilusión de un chaval del Sanse. No me duele nada, la lesión de tobillo está olvidada y solo quiero empezar a entrenar», señalaba en una entrevista a DV.

Diecinueve meses después

La ansiada vuelta a los terrenos de juego se produjo el 3 de agosto, una fecha que el de Usurbil no olvidará. Agirretxe saltó al césped en el minuto 64 en sustitución de Diego Llorente. En el 84, como otras tantas veces había hecho antes de lesionarse en el Bernabéu, aprovechó un centro de De la Bella desde la izquierda para rematar cruzado desde la izquierda al primer palo. El delantero lloró durante la celebración del gol. «Me he quitado una mochila muy grande de encima y me he vuelto a sentir futbolista. Durante 19 meses no solté una lágrima y cuando marqué, me vine abajo», aseguraba.

El siguiente paso que le quedaba por dar era disputar un partido oficial. Lo hizo en la primera jornada de Liga ante el Celta de Vigo en Balaídos. Eusebio le dio entrada en el minuto 82 en el puesto del capitán Xabi Prieto. También jugó en Anoeta ante el Villarreal y el Real Madrid.

El último contratiempo llegó el 5 de octubre cuando sufrió una rotura «severa» en el muslo izquierdo al chutar un balón durante un entremiento en Zubieta. El pasado día 8 se sumó al grupo y el 18 recibió el alta médica. El siguiente paso es volver a jugar.

Es el autor de 75 goles en 262 partidos y tiene al alcance entrar en la terna de los mejores goleadores de la historia del club blanquiazul en la que destacan Satrústegui (162), Cholín (136), López Ufarte (129), Ontoria (114), Bienzobas (109), Kodro (107), Uralde (100), Bakero (91), José Mari Pérez (86) y Epi (85).

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos