Real Sociedad

Abucheos a Iñigo Martínez en Anoeta

El ex de la Real Sociedad, en el once inicial del Athletic, recibe pitidos por parte de la afición txuri-urdin

IKER MENDIA

La marcha de Iñigo Martínez al Athletic en el mercado invernal no sentó nada bien a la afición de la Real Sociedad, que vio cómo uno de sus pilares se marchaba al eterno rival. Era previsible que en su primer partido en Anoeta recibiera pitidos, pero lo cierto es que antes de comenzar el partido se han escuchado abucheos e insultos.

El de Ondarroa ha saltado al verde de Anoeta como jugador del Athletic y, por primera vez en el coliseo donostiarra, ha vestido con rayas rojas y blancas en lugar de azules y blancas.

La dimensión de la pitada y los abucheos, muy poco frecuentes en una afición habitualmente comedida como la donostiarra, se han prolongado en el tiempo y se han mantenido en los primeros compases del partido, con silbidos generalizados cada vez que el jugador de Ondarroa tocaba el balón.

A lo largo de la semana, se veía venir. Ya ocurrió con Etxeberria y con otros jugadores que habían dejado a la Real Sociedad para marcharse al otro lado de la A-8.

De hecho, incluso se llegó a difundir a través de redes sociales un billete de 10 euros con la cara de Iñigo Martínez.

Billete con la cara de Iñigo.
Billete con la cara de Iñigo. / @TXEMALASARTE

El Athletic calentó el derbi

Tampoco ayudó a evitar que Anoeta se encendiera el tweet publicado por el Athletic el jueves (borrado a lo largo del viernes). En él se acordaban del derbi vasco de la temporada 2006/2007, destacando los dos goles que marcó Iraola y que aquella campaña la Real Sociedad descendió a Segunda División.

Esta desafortunada publicación en redes sociales encendió a muchos aficionados blanquiazules, que no dudaron en contestar directamente a través de Twitter.

«No era del todo feliz en la Real»

A muchos aficionados de la Real Sociedad también les dolió ver cómo la semana pasada, el ahora jugador del Athletic decía en la web del club vizcaíno que no era «del todo feliz» en la Real Sociedad.

«En el pueblo -la localidad vizcaína de Ondarroa- casi todos son del Athletic, mi familia, mi gente. Luego pasé a la Real Sociedad, estuve muchos años allí y quieras o no uno se ilusiona con la Real Sociedad. Es una cosa normal», afirmó. «Tenía que tomar esa decisión importante en mi carrera y en mi vida. Estaba completamente seguro de que cambiando de aires me volvería a sentir completamente feliz».

«Para un vizcaíno siempre es especial jugar en el Athletic Club», llegó a afirmar Iñigo Martínez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos