Que alguien me cure la depre

Jon Trueba
JON TRUEBA

En fútbol las crisis por pequeñas que sean no te pillan, te atropellan», me decía a la salida de Anoeta un exentrenador realista. Y a la Real le ha pillado una bastante importante. O lo parece. Y han bastado dos semanas para cambiar la percepción que se tenía del equipo. El 8 de septiembre la Real compartía el liderato con el Barcelona y todo era ilusión. Hace quince días, la Real sumaba nueve puntos después de tres victorias consecutivas, dos de ellas fuera de casa, con un balance de diez goles a favor y cuatro en contra y todo eran loas. Hace dos semanas la euforia se había instalado en Anoeta y nos veíamos en la Champions. O más arriba. Ítem más. En su estreno europeo la Real se había merendado en la Liga Europa al Rosenborg (muy flojo por cierto) y todo era jauja. Pero el giro se produjo tras la derrota ante el Madrid, que vino seguida por un mala imagen en el Ciutat de Levante y el domingo fue la guinda a esta mala racha..., así que dos semanas después donde había certezas solo hay dudas.

Dicen que el fútbol atrae por eso, porque no hay quien adivine el futuro, incluso el más inmediato. Les pongo otro ejemplo. Hace un mes, tras caer arrollado por el Madrid en la final de la Supercopa, el Barcelona amenazaba ruina. Messi estaba triste, a Valverde le decían que dónde se había metido y a Bartomeu le anunciaban una moción de censura... Pero treinta días después Valverde está a punto de batir el récord de Martino, el Barça ha sumado seis triunfos de seis y aventaja en siete puntos al Real Madrid y ha traspasado la crisis al Bernabéu donde se echa en falta a Morata...

Si el partido hubiera terminado 2-2, que era lo que debió suceder en buena lógica, ahora mismo estaríamos hablando de otra cosa, por ejemplo del mérito que tuvo la Real remontando por dos veces el marcador ante un gran Valencia, porque el punto era bueno (jugando sin tres centrales titulares: Raúl Navas, Iñigo Martínez y Diego Llorente y con un árbitro que volvió a castigar a la Real)..., pero como llegó el gol de Zaza, ya nos ven, hechos polvo.

¿La situación de Markel en Getafe? Está cedido, como Zaldua en el Leganés

Cada triunfo en esta fase de la Europa League está cifrado en 360.000 euros

Porque lo que cuenta ahora mismo es que la Real ha sumado tres derrotas consecutivas. Y las carencias defensivas, que también habían aparecido en las primeras jornadas pero que los buenos resultados camuflaron, son ya escandalosas . Y lo que era blanco ahora es gris oscuro por no decir negro. Y si a Eusebio se le aplaudió por su acierto en los cambios ofensivos en Vigo al ir a por el partido, ahora se le cuestionan los cambios ante el Valencia. Porque tras la injusta expulsión de Zubeldia (no debió ver la primera amarilla) en un partido de diez contra diez dio entrada a un Canales que no defiende (y menos con Januzaj ya en el campo). O porque tras la expulsión de Kondogbia no sacó a Agirretxe. Y si hace quince días se elogiaba a la cantera ahora se entiende que los titulares no tienen recambio, sobre todo en la zona ancha donde está corta de efectivos -Illarra ha jugado todo-.

«Con quince goles en contra está claro dónde está el problema», admitió Pepe Mel con toda naturalidad tras caer goleado por el Espanyol. 15 goles lleva encajados el Deportivo; 14 goles lleva encajados el Málaga que es penúltimo; 14 goles lleva encajados también el Eibar y uno menos, 13, la Real, a quien la derrota ante un Valencia letal a la contra ha hecho daño, mucho daño, sobre todo en lo anímico. Decía Bielsa que «en la derrota sufres la injusticia del trato..., porque cuando pierdes hay un tendencia morbosa a abrir debates y a desprestigiarte solo porque perdiste. Por eso les aconsejo que no dejen que el fracaso les deteriore la autoestima». Veremos cómo lo gestiona Eusebio. Ahí le quiero ver.

P.D. Me preguntaba mi amigo el exentrenador realista por la situación de Markel en el Getafe. Stop. Está cedido, como Zaldua en el Leganés. Stop.La Real se embolsó 360.000 euros por ganar al Rosenborg y la misma cifra se llevará si gana al Zenit... Stop. Pero la Real se juega algo más que tres puntos en Rusia: recuperar la autoestima. Porque ahora mismo se cuestiona casi todo. Stop.Porque en fútbol las crisis no te pillan, te atropellan. Stop.

Fotos

Vídeos