Real Sociedad

La alegría vuelve a Zubieta

Entrenamiento de la Real Sociedad en Zubieta. /LOBO ALTUNA
Entrenamiento de la Real Sociedad en Zubieta. / LOBO ALTUNA

El primer equipo de la Real Sociedad ha empezado a preparar la visita a Sevilla

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

Zubieta ha amanecido a todo color. En una mañana gris, la victoria en el derbi, la forma en la que se produjo, ha permitido que la alegría inundará las instalaciones de la Real Sociedad. Decenas de aficionados han aprovechado el puente festivo para trasladar al equipo que están con ellos, que van a empujarles para apurar cualquier mínima opción que exista para acabar en el séptimo puesto que da derecho a jugar las eliminatorias previas de la Europa League.

Imanol ha podido contar con prácticamente toda su plantilla a excepción de Agirretxe, con una tendinopatía en el Aquiles de su tobillo derecho, y Xabi Prieto que se mantiene el margen del grupo y que trata de que la pubalgia que arrastra le permita al menos participar en el último partido que la Real Sociedad jugará en casa esta temporada, ante el Leganés el fin de semana del 12-13 de mayo. Tampoco ha asomado por el verde Aritz Elustondo, quien se ha ejercitado en el interior de las instalaciones debido a «una sobrecarga en la musculatura isquiosural del muslo derecho».

El entrenamiento es el primero y el único a puerta abierta de esta semana. El técnico ha decidido trabajar en la intimidad a partir de mañana martes. Por delante tres sesiones más porque es el viernes cuando la Real Sociedad visitará el Sánchez Pizjuán de Sevilla.

A la Real Sociedad le espera un equipo herido que acaba de cambiar de entrenador. Joaquín Caparrós ha sustuido a Vincenzo Montella, tras una nueva derrota en el Ciudad de Valencia ante el Levante. El veterano técnico utrerano de 62 años, que en un principio estaba previsto que se incorporase de nuevo al club que dejó en 2005, aceptó tomar las riendas del equipo nervionense en las cuatro jornadas (una más que a la Real Sociedad por la final de Copa que tuvo que jugar) que le restan para finalizar la temporada de mayor decepción en el Sánchez-Pizjuán. No cabe duda que el sevillismo ha acogido de muy buen grado esta última bala utilizada por la entidad para entrar en Europa en un año de dientes de sierra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos