Real Sociedad

Un aficionado descarga su ira contra un asiento y hiere a una mujer en Anoeta

Aficionados en las gradas de Anoeta ven el partido de la Real Sociedad ante el Málaga. /ARIZMENDI
Aficionados en las gradas de Anoeta ven el partido de la Real Sociedad ante el Málaga. / ARIZMENDI

Una mujer ha tenido que ser atendida en el estadio de Anoeta tras recibir el golpe de uno de los asientos que ha salido volando por la patada de un aficionado más que enfadado por el segundo gol del Málaga

GARAZI REZABALSan Sebastián

Una mujer ha debido ser atendida por la Cruz Roja en Anoeta tras recibir el golpe de un banco de la grada en la cabeza durante el partido que enfrentaba a la Real Sociedad con el Málaga. Testigos del incidente aseguran que un hombre, situado a unas dos filas de distancia, ha pegado una fuerte patada a la silla vacía que se encontraba delante suyo, provocando que esta se soltara y acabara hiriendo a la aficionada.

Los hechos han ocurrido en el sector 9, justo después del segundo gol del Málaga a la Real Sociedad. Las aficionadas que han presenciado los hechos explican que «estábamos todos celebrando el paradón de Rulli en el penalti, cuando de repente vemos cómo Chory Castro nos encaja un gol... El disgusto en la grada era tremendo y un señor, más que enfadado por el 0-2, le ha pegado una tremenda patada a la silla que tenía delante». El banco ha salido volando y antes de golpear a la mujer en la cabeza ha pasado a escasos centímetros de una niña que, «con el susto se ha puesto a llorar desconsoladamente». Las testigos aseguran que todo los que se encontraban alrededor se han quedado atónitos. Pese a entender el enfado comentaban que «eso no justifica pegar al mobiliario, y mucho menos dañar alguien aunque sea sin querer».

El equipo de seguridad del estadio y voluntarios de la Cruz Roja no han tardado en aparecer para atender a la aficionada herida e identificar al causante del incidente y echarlo del estadio. Aunque se ha apresurado a pedir perdón a la señora tras ver lo ocurrido podría enfrentarse a una multa de entre 600 y 3.000 euros.

La mujer, que presentaba una brecha sangrante en la cabeza, tuvo que ser atendida por el médico de Cruz Roja, quien la suturó con dos puntos sin necesidad de traslado a ningún centro sanitario.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos