Real Sociedad

Los de abajo, cada vez más cerca

Illarramendi protege el balón ante la presión de Roger, del Villarreal./ACERO
Illarramendi protege el balón ante la presión de Roger, del Villarreal. / ACERO

La Real necesita sumar seis o siete victorias en las 17 jornadas que quedan

ÁLVARO VICENTESAN SEBASTIÁN.

La Real está abocada a hacer las cuentas de la lechera de aquí al final de temporada. No hay más que reparar en el gráfico que acompaña estas líneas para confirmar la tendencia a la baja que lleva el equipo. Tras la derrota en Villarreal suma ya cuatro jornadas consecutivas sin sumar, algo que no se producía desde la temporada 2010/11, con Martín Lasarte en el banquillo, y la Real ya siente el aliento en el cogote de los equipos de abajo. Encajar tantos goles (40) es la principal causa que le ha llevado a estar hoy cerca de los puestos de descenso.

Los números normales todavía siguen valiendo para salvarse, pero si la reacción del equipo no es inmediata hay peligro de recurrir a otra perspectiva. Si la Real le gana al Deportivo, rasca en el Bernabéu, y puede con el Levante en casa... ¿Cuántos harán falta para salvarse?

Rival-Fecha
Real-Deportivo 2 febrero
Real Madrid-Real 10 febrero
Real-Levante 18 febrero
Valencia-Real 25 febrero
Betis-Real 28 febrero
Real-Alavés 4 marzo
Espanyol-Real 11 marzo
Real-Getafe 18 marzo
Eibar-Real 1 abril
Real-Girona 8 abril
Las Palmas-Real 15 abril
Real-Atlético 18 abril
Málaga-Real 22 abril
Real-Athletic 29 abril
Sevilla-Real 6 mayo
Real-Leganés 13 mayo
Barcelona-Real 20 mayo

Las cábalas han comenzado. El equipo nos ha empujado a hacerlo. Lógicamente es imposible dar con el número exacto de puntos que serán necesarios para seguir en Primera, pero tomando en consideración el ritmo de suma de los equipos implicados, las actuales diferencias clasificatorias y las referencias de años anteriores, invitan a pensar que la Real necesita sumar seis o siete victorias en las 17 jornadas de Liga que restan para alcanzar los 42 puntos. La Real tiene 23 puntos después de 21 jornadas, así que le queda sumar 19 puntos en 17 jornadas. La cifra no es baladí porque para alcanzar los seis triunfos que ahora luce en su casillero, la Real ha necesitado diecisiete partidos.

Esta temporada solo ha ganado al Celta (2-3), Villarreal (3-0), Deportivo (2-4) -en las tres primeras jornadas de Liga-, Alavés (0-1), Eibar (3-1) y Sevilla (3-1) y ha perdido cinco partidos en casa, los dos últimos de forma consecutiva: Barcelona y Celta. A la Real se le ha olvidado ganar y ahora necesita vencer una media de uno cada tres encuentros.

Ni que decir tiene que el partido del viernes ante un rival directo como el Deportivo llega revestido de enorme trascendencia. Va a marcar el devenir de esta Real en lo que queda de Liga. Si se gana parecerá un paso importante pero nunca decisivo. En caso de derrota, mejor no pensarlo porque el colchón sobre los puestos de descenso sigue perdiendo aire y ahora es de solo seis puntos. Es lo que tiene haber ganado solo tres partidos de los últimos dieciocho.

Ocho partidos en Anoeta

El calendario de lo que queda establece que la Real tiene ocho partidos en Anoeta y nueve a domicilio, con el último de Liga en el Camp Nou, el 20 de mayo.

En casa recibirá, por este orden, a Deportivo, Levante, Alavés, Getafe, Girona, Atlético, Athletic y Leganés. Salvo sorpresa mayúscula, la continuidad en la categoría pasa por ganar los partidos de Anoeta ante rivales clasificados todos, salvo el Atlético, de mitad de tabla para abajo. Recuperar la solidez en casa se antoja vital para no pasar más apuros de la cuenta y evitar cualquier flirteo con los puestos de descenso. Hasta el momento la Real ha jugado once partidos en casa de los que solo ha ganado tres: Villarreal, Eibar y Sevilla. Es otra de las causas que le han llevado a la situación de peligro. Ha perdido con Real Madrid (1-3), Valencia (2-3), Málaga (0-2), Barcelona (2-4) y Celta (1-2), y ha empatado con el Betis (4-4), Espanyol (1-1) y Las Palmas (2-2). La Real ha dejado de sumar tantos puntos en casa que hoy es el cuarto peor equipo de la Liga como local, con 12 puntos de 33 posibles.

Si la Real no es capaz de ser un equipo fiable en casa, tendrá que trabajar para volver a ser peligroso lejos de Anoeta. No queda otra. La última vez que rascó algo fuera fue en San Mamés, el 20 de diciembre, y su última victoria se remonta a Mendizorrotza, el 14 de octubre. Ha sumado once puntos de treinta a domicilio.

Fuera tiene que visitar, por este orden, a los siguientes rivales: Real Madrid, Valencia, Betis, Espanyol, Eibar, Las Palmas, Málaga, Sevilla y Barcelona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos